Los habitantes de la parroquia Pedro Cova, en El Manteco, denunciaron la detención de 25 mineros por parte del Comando Rural de la Guardia Nacional Bolivariana por trabajar la minería en un área prohibida, pero gracias a la mediación de la población con el teniente coronel Puccini fueron liberados.

Deyanira González, es una de las aprehendidas que fue liberada por su condición de mujer, informó que su esposo Gilberto Gutiérrez, sus cuatro hijos y un yerno estaban detenidos por trabajar la minería.

“Yo estaba en la mina como cocinera, los militares llegaron como a las 10:00 am del viernes 27 de agosto y nos obligaron a desalojar, no tuve tiempo de recoger mis cosas y se perdieron durante la movilización. A las 2:00 pm de ese mismo día, ya estábamos en El Manteco y nos querían enviar a comparecer a la Fiscalía, pero toda la población se opuso y no ha permitido que los detenidos sean trasladados”.


Francia Gorrochotegui, quien es trabajadora del oro, informó que el grupo de padres y madres de familia fueron sorprendidos tratando de sacar de las orillas de los ríos crecidos algo de material para poder cubrir sus necesidades.


Marina Avilés, otra de las personas afectadas, considera que la situación en la región es grave y señala que se sienten inseguros puesto que son arrasados frecuentemente por el control del Plan Caura y los funcionarios militares.

Los trabajadores del oro mantienen reuniones con las autoridades del Ministerio del Poder Popular Para las Industrias Básicas y Minería (Mibam), para tratar de llegar a un acuerdo sobre la situación que afecta a gran número de artesanos auríferos y sobre todo a esta parroquia del municipio Piar. (CorreodelCaroni; 29.08.2010)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.