Corre actualmente el Ginebra, Suiza, la sesión número 12 del Consejo de Derechos Humanos. Durante esta sesión, Venezuela será examinada junto a 15 países más, cerrando con este grupo el primer ciclo de análisis de todos los Estados. Nuestro país está en la agenda de este viernes en horas de la mañana venezolana.  Con la próxima sesión 13 se reiniciará un nuevo ciclo en el Venezuela pasará cuatro años más tarde en 2016 durante la sesión número 26, seguramente por esta misma época del año.

El  Examen Periódico Universal (EPU) es, como su nombre lo indica, una revisión general sobre la situación de los derechos humanos en los Estados miembros de las Naciones Unidas, que se realiza cada cuatro años, y por el cual deben pasar todos y cada uno de los miembros de la ONU. El EPU fue creado mediante la Resolución 60/251de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 15.03.2006[1], que estableció a su vez al Consejo de Derechos Humanos en reemplazo de la antigua Comisión de Derechos Humanos.

El objetivo declarado durante el proceso de construcción del mecanismo EPU, fue evitar el doble rasero, es decir, el examinar a unos Estados señalados de no respetar los derechos humanos mientras se dejaba de lado a otros Estados que se suponían más respetuosos de los derechos humanos. Aunque este argumento era válido, de él se desprenden por lo menos dos efectos negativos: el primero es que los Estados con un prontuario más grave en materia de derechos humanos y sobre los cuales la antigua Comisión tenía un vigilancia especial, vieron en esta transición la oportunidad de despojarse del monitoreo especial, como sucedió por ejemplo con Colombia[2]. El segundo es que el EPU se pueda convertir en una suerte de “club de elogios mutuos” en donde los señalamientos críticos se hacen escasos para evitar, a su vez, ser objeto de señalamientos revanchistas al momento en que cada Estado deba ser examinado.  Este último efecto está aún por evaluarse en su verdadero alcance y lo cierto es no se debe olvidar que las Naciones Unidas son una organización internacional compuesta por Estados, en donde se solapan las agendas políticas y económicas.

 

Por otra parte podemos destacar los siguientes aspectos positivos vinculados con el EPU:

  • se trata de un acuerdo y un compromiso de todos los Estados para renovar un sistema en materia de derechos humanos;
  • todos los Estados son examinados sobre toda la gama de derechos humanos, o sea que es un examen integral de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales;
  • se trata de un diálogo entre todos los Estados, con lo que es el mayor foro en el que un Estado presenta a examen su situación de derechos humanos;
  • el cúmulo de experiencias que se pueden reunir para ese examen es bastante amplio: Estados, ONG, organismos especializados;
  • las recomendaciones que se producen son debatidas entre los Estados y aquellas que son aceptadas por el Estado examinado lo comprometen en diversos grados ante la comunidad internacional;
  • finalmente, el mecanismo permite hacer una evaluación planetaria de la situación de los derechos humanos, ya al finalizar este primer ciclo de sesiones una vez hayan pasado los 192 miembros de las Naciones Unidas[3].

El resultado de este examen serán unas recomendaciones que conoceremos la semana entrante, y el reto fundamental para el Estado venezolano es cumplir esas recomendaciones abriendo espacios de diálogos con la sociedad civil, creando o corrigiendo las políticas públicas pertinentes y garantizando transparencia e información oportuna para el control popular de su gestión.



[1] ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS: Resolución 60/251 Consejo de Derechos Humanos, A/res/60/251, num. 5,e.

[2] Desde los años noventa Colombia estaba inscrita en la agenda de la Comisión dentro del Tema 3, lo cual permitía que en cada periodo de sesiones, Colombia fuera objeto de un examen con participación de los Estados, las ONG y el Estado colombiano. El resultado del examen era una declaración de la presidenta o del presidente de la Comisión con recomendaciones que eran revisadas durante el siguiente periodo de sesiones. Con el fin de las Comisión y pese a la grave situación que sigue viviendo ese país, Colombia pasó a ser examinado como cualquier otro Estado desmontándose así un mecanismo de monitoreo más adecuado para situaciones graves.

[3] Estos aspectos se inspiran en ROY, Jean-Louis: Le mécanisme d’examen périodique universel : quelle valeur ajoutée, Documento del Observatorio del Examen Periódico Universal, sin fecha. En http://uprepu.com/medias/EPU_Quelle_valeur_ajoutee.pdf consultado 02.09.2011.

Una respuesta

  • Dudo que Venezuela aaroje resultados positivos en esta evaluacion, toda vez que este gobierno se ha caracterizado por sus continuas violaciones a los derechos humanos , que se traducen en constantes tragesiones al debido proceso, a la tutela judicial efectiva, al derecho a la salud, y tambien al desacto de decisiones internacionales con caracter vinculante al pais.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.