Concentración frente a la FGR para exigir Justicia

En un mundo y en un país tan convulsionado como en el que vivimos es poco común ver que la gente se tome el tiempo para sentarse a hablar de la paz y de cómo construirla, pero definitivamente es algo muy importante porque la paz no se improvisa, se construye con la participación de todas y todos. Uno de los más recientes ejemplos de participación y de integración para construir un mundo sin violencia fue el “Segundo Encuentro Internacional de Constructores de Paz”, que se realizó el 26 y 27 de mayo de 2011, en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Este evento fue organizado por la Red de Acción Social de la Iglesia, que es la agrupación de algunas de las instituciones más importantes con inspiración cristiana que hacen trabajo social (como Cáritas de Venezuela, Grupo Social CESAP, AVESSOC, UCAB, Consejo Nacional de Laicos, AVEC, Fe y Alegría, CONVER, Movimiento Juvenil Huellas y Fundación Centro Gumilla). Nos pareció bien oportuno presentarles extractos de las entrevistas que realizamos al filósofo Alfredo Leal, quien fue organizador del Segundo Encuentro Internacional de Constructores de Paz, y al sociólogo Jesús Machado, coordinador del Observatorio de Participación y Convivencia Social de la Fundación  Centro Gumilla, y coordinador de la mesa de Desarme y Políticas de Seguridad, de dicho evento, quienes nos explicaron qué se está haciendo en nuestro país para caminar hacia la paz.

– A la fecha de hoy, se han realizado dos encuentros internacionales de constructores de paz, ¿de dónde surgen estas iniciativas?

-Leal: En el 2005, nos propusimos hacer las jornadas de reflexión social para afinar criterios y tener una visión compartida, no una visión única, de los aspectos más sensibles del país. Trabajamos varios temas, incluyendo la democracia, hasta que en el 2009 abordamos el tema de la violencia y…salimos…deprimidos al ver las cifras, los modos, lo que había por hacer, lo que no se estaba haciendo, la gravedad de los hechos; entonces decidimos enfocar este tema de la violencia desde una perspectiva propositiva y presentando experiencias de construcción de paz y convivencia ciudadana. Hicimos que otras personas del extranjero nos dijeran cuál era el problema de violencia que vivían, qué habían hecho y cuáles eran los resultados obtenidos. Así nació el Primer Encuentro Internacional de Constructores de Paz.

-Si bien escuchar experiencias de otros países resulta enriquecedor, ¿cómo se podrían aplicar en Venezuela?

-Leal: Experiencias hermosas, desde el trabajo de unos recicladores, gente que vive en la indigencia, cómo se organizaron en una sociedad de recolectores y categorizadores y cómo a partir de estas formas de organización han organizado sus vidas y han obtenido, no sólo beneficios económicos, sino que han crecido de manera integral como personas y cómo ellos mismos han creado centro de formación en Villa Itatí, en Argentina, es muy alentador. Aquí tenemos el problema de la basura, tenemos los recoge latas, etc. En fin, tenemos todos los elementos y podríamos tomar datos de esta experiencia.

-En el año 2010, el énfasis del I Encuentro Internacional de Constructores de Paz fue que la paz se puede construir a través del diálogo. Este año vincularon la construcción de paz con el desarrollo local. ¿Qué relación hay?

-Leal: Si uno construye paz en las zonas populares, fundamentalmente, y en todos los niveles de la sociedad, creas las condiciones para que la gente tenga un proyecto de vida y, a su vez, si tienen un proyecto de vida son capaces de generar en su entorno unos niveles de convivencia que les impulsen a crecer.

-Durante el II encuentro se realizaron distintas mesas de trabajo, como por ejemplo sobre cárceles; educación, urbanismo, vivienda y hábitat, y otras no menos importantes como la de desarme. ¿Cuáles son las conclusiones que se obtuvieron de ésta última?

-Machado: Más que conclusiones, son propuestas. Veamos: Es necesario tener una traducción del lenguaje técnico para que la ciudadanía y los operadores políticos puedan apropiarse y participar. Se necesita una campaña de comunicación que permita sensibilizar a la población sobre los riesgos de tener armas de fuego. Tiene que haber un compromiso social activo de desmontar el tema de la violencia. Acentuar que la gente del mundo popular resiste y rechaza la violencia y genera propuestas alternativas. La sociedad en su conjunto debe presionar a los actores políticos para que haya control sobre las armas. Incremento de la inversión social en salud y disminución de compra de armas. Necesidad de aumentar los esfuerzos para que haya una nueva policía, con enfoque de derechos humanos; y finalmente, la necesidad de la modificación del Código Orgánico Procesal Penal.

-Del primer encuentro surgió el Manifiesto por el Desarme y la Defensa de la Vida ¿Qué ha pasado luego de un año?

-Leal: El manifiesto era una serie de recomendaciones hechas por un grupo de gente respecto a cómo se podría abordar el tema de la violencia social y el desarme. Este manifiesto llegó a manos de las autoridades y nos dijeron que el proyecto de la Ley de Desarme, actualmente en discusión, recoge todos nuestros planteamientos hechos. Lo que falta ahora es que la ley sea aprobada. La expectativa de la Fundación Centro Gumilla al formar parte de la Comisión Presidencial para el desarme es que, luego de que la comisión haga un diagnóstico del problema, las propuestas sean aplicadas por el Estado, quien debe además sancionar una ley desarme con perspectiva de derechos humanos y de desarrollo integral y que haya una campaña comunicacional que promueva el desarme.

-Del Segundo Encuentro Internacional de Constructores de Paz surgió el Manifiesto por la Convivencia Pacífica en los Centros Educativos, en el cual se plantea articular una red nacional para promover la convivencia y la paz en las escuelas. ¿Quiénes integrarán esta red?

-Leal: Todas y todos estamos llamados a participar, porque cada uno desde su perspectiva tiene mucho que aportar. Además, debemos considerar que, si bien tenemos problemas muy graves de violencia, aún estamos a tiempo de revertirla. Si quieres formar parte de la Red por la Convivencia Escolar puedes enviar un correo a leal@gumilla.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *