En las instalaciones del Centro Gumilla se realizó un conversatoriao sobre la crisis eléctrica, con la participación del ingeniero eléctrico Miguel Lara, ex director de Oficina de Operaciones del Sistema Interconectado (Opsis), explicó a los asistentes la situación del sector.

Lara fue tajante al afirmar que «el sistema eléctrico está colapsado, en todas las áreas: en generación, transmisión, distribución y hasta en su gestión comercial, e inclusive, en su gestión gerencial. Por lo tanto, las soluciones que hay, son medidas de emergencia». Por otra parte, el ingeniero eléctrico explicó que la capacidad de generación del sector es menor a la demanda y sentenció «es por eso que el racionamiento es inevitable».

Para el ex director del Opsis su intención fue precisar cómo fue el proceso que motivó al gobierno a implementar un plan de racionamiento generalizado.

«Yo creo que los racionamientos, hasta ahora, por lo que indicado el gobierno se quedan corto para los requerimientos del déficit que tenemos, probablemente, se vayan agudizar en el futuro. El apostarle a la lluvia no es lo más saludable, ni lo más técnico», puntualizó.

El especialista en el tema eléctrico mencionó los argumentos utilizados por voceros gubernamentales y por otros expertos. Por parte del Estado se ha señalodo como causantes de la situación al «crecimiento excesivo de la demanda y el consumo» y al fenómeno climático de El Niño.

«Miguel Lara, expuso que no es verdad que exista un consumo excesivo puesto que el mismo se mantiene según las proyecciones históricas» así lo expresó uno de los participantes del converstorio. En efecto el ponente aseguró que de toda la energía que se produce, únicamente el 20% del consumo corresponde al sector residencial.

El 21.01.10, durante una rueda de prensa en el Colegio de Ingenieros de Venezuela, el ex diretor del Opsis, desmintió que El Niño sea el responsable de la grave situación que atraviesa el país en materia eléctrica. En su momento, Lara argumentaba «no es culpa de El Niño que tengamos casi la misma capacidad de hace 12 años mientras iba creciendo la demanda» (Tal Cual, 21.01.10)

«No se hicieron las obras que se requerían y por que los mantenimientos han sido deficientes. Eso quedo interpretado, quedo demostrado, El Niño es un argumento que usa el gobierno, por qué lo otro es reconocer, efectivamente, que su gestión en el sector eléctrico es muy deficiente», sentenció el ingeniero en el conversatorio.  Si no se toman los correctivos necesarios y oportunos la situación empeorará y «entonces el colapso será inevitable en el 2011 y salir del mismo tomaría unos cuatro o cinco años más, siempre y cuando, haya un equipo capaz y competente para ejecutar la obra», afirmó Lara.

Entre las razones del estado actual del sistema eléctrico nacional el ingeniero mencionó la falta de mantenimiento en el sector, la sustitución de profesionales capaces y con experiencia por personal ajeno al sector, la inexistencia de un marco legal que regule el aréa y la ejecución tardía de obras o en el peor de los casos la no realización.

– ¿Cómo debería ser las medidas para enfrentar la crisis?

– Las medidas vamos a tener que implantarlas en conjunto, por qué esas medidas así, improvisadas e impuestas no son la solución y creo que el gobierno tiene que realizar un diagnóstico certero de todo el sistema eléctrico y hacerlo del conocimiento de la sociedad para que podamos colaborar en implantar, en aceptar unas medidas de racionamiento que tendrán un alto impacto sobre la calidad de vida de la sociedad.

– ¿Cuáles pueden ser las consecuencias económicas y sociales de un racionamiento más fuerte?

– Los impactos son fuertes. Hay impactos de tipo social, se ven afectados los servicios de salud, de transporte, de educación, de agua. Se ve afectado el comercio, baja su producción la pequeña y mediana industria, por qué nadie se está salvando del racionamiento. Entonces, eso va  el incremento del desempleo, baja del producto interno, los exportadores, pierden mercado los industriales. Por otro lado, hay impacto político también. Baja la calidad de vida del venezolano, hay malestar general, puede haber clima de revuelta, la inseguridad va a incrementarse. Una serie de impactos, todo ellos, no deseables. Por lo tanto, hay que buscar una solución entre todos, hablarle con sinceridad a la sociedad y poner equipos competentes que puedan implantar una solución, que no es de corto plazo, son de mediano plazo.

Destacados:

Tal Cual, 21.01.10, No habrá milagros

Agencia Bolivariana de Noticias, 17.01.10, Dos fenómenos climatológicos causan crisis de energía en Venezuela

Para descargar la presentación La crisis del suministro eléctrico en Venezuela, haga clic AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.