“Venezuela esta aplazada en materia de derechos humanos”, expresó Carlos Correa director del Espacio Público y con esta afirmación pretende dar cuenta del supuesto acoso del Gobierno Nacional a la libertad de expresión.

Correa realizó tal acusación cumpliendo su tarea: promover espacios mediáticos de ataque al presidente Hugo Chávez, para lo cual encabeza, junto al Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), las asociaciones que han recibido el financiamiento de más de 4 millones de dólares que instituciones del Gobierno de los Estados Unidos han entregado a organizaciones civiles en Venezuela.

Espacio Público, es una organización que se declara independiente de entes internacionales o gobierno alguno, aunque en varios documentos del Congreso y del Departamento de Estado de Estados Unidos recientemente desclasificados, posee una relación de socio con el Departamento de Estado de EEUU, según reseña la agencia estadal.

El Movimiento por el Periodismo Necesario (MPN), denunció en Fiscalía General de la República el supuesto financiamiento externo a organizaciones nacionales, y entre las ONG promovidas por el Gobierno de Estados Unidos estaban Espacio Público y el IPYS, las cuales fueron beneficiadas con una asignación de más de 699 mil dólares.

El objetivo es desarrollar medios independientes, y formar más de 150 periodistas que impulsen una política comunicacional en contra del Gobierno de Hugo Chávez, según sostuvo MPN.

Durante su intervención en un programa de Globovisión del 26 de julio, Correa “aplazó” a Venezuela en DDHH, puesto que el Gobierno fomenta las agresiones hacia periodistas, lo que a su juicio aumentó la percepción de riesgo de este oficio

También refirió que hechos como el juicio al periodista Francisco Pérez por difamación y otros procesos administrativos y judiciales contra quienes “emitan opiniones” han generado un “efecto silenciador” entre los medios privados.

Conclusión de AVN

En Venezuela existe un gran número de medios de comunicación, públicos, privados y comunitarios, que a diario transmiten información sin restricciones. Incluso, a menudo hay casos de noticias difundidas por empresas privadas de comunicación que luego son desmentidas por carecer de veracidad y denotar motivaciones estrictamente políticas y desestabilizadoras. (AVN, 26.07.10)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.