Logo CVCI-Lara

En un comunicado, el Comité de Víctimas contra la Impunidad del estado Lara respondió a las declaraciones del ex gobernador de la región Luis Reyes Reyes. A continuación, el texto completo del comunicado

Comité de Víctimas contra la Impunidad Lara (covicil) ante las cínicas declaraciones del ex gobernador Luis Reyes Reyes en el Diario de Lara.


Por Mijaíl Martínez y las más de trescientas víctimas de ejecuciones policiales del estado Lara NI OLVIDO NI PERDÓN!!

El pasado 06 de julio de 2010 en un foro que le realizara el periodista Ramón Rivas de El Diario de Lara el ex gobernador Luis Ramón Reyes Reyes afirmó no saber de qué acusan a Rodríguez Figuera, su comandante de la policía durante un quinquenio, además agregó “Las denuncias contra Rodríguez Figuera no me van a salpicar”.

Desde el Comité de Víctimas contra la impunidad (COVICIL) nos sentimos obligados a “refrescarle” la memoria al ex gobernador Reyes, bajo el entendido de que el pueblo de Lara está muy claro en cuál fue el nefasto balance de su gestión.

Recordemos que Reyes Reyes fue electo gobernador para el periodo 2000-2004 y reelecto hasta el 2008. Ocho años fueron suficientes para que el estado Lara pasara a ocupar los primeros lugares en índices delictivos, en narcotráfico y la policía que comandó se disputara el primer lugar de ejecuciones extrajudiciales con Anzoátegui, el Distrito Capital y Zulia.

Según el Centro de Estadísticas del Departamento de Patología del Hospital Central Antonio María Pineda, «durante la gestión del gobernador Reyes Reyes , han muerto de forma violenta alrededor de 3 mil 458 personas. La prensa reseñó que «ocurrieron más de 670 homicidios» en el año 2007 (El Impulso 15/10/07).

Aunque las causas de la violencia indefectiblemente están vinculadas a las condiciones de miseria en las que viven la mayoría de los descamisados, privados por el Estado de satisfacer las más elementales necesidades básicas, en Lara se le suman el talante autoritario y criminal de quienes dirigieron la acción represiva que amparó el surgimiento de escuadrones de la muerte con el mayor descaro e impunidad durante la nefasta gestión del gobernador Reyes Reyes.

Comando del crimen

Junto al Gobernador destacaron como protagonistas en su equipo de gobierno la camarilla militar conformada por el G.B.(G.N) Carlos Enrique Colmenárez, Director General de Seguridad y Orden Público, el General (GN) Jesús Armando Rodríguez Figuera (Comandante de Polilara2002-2007) y el TCNEL. (GN) Octavio Javier Chacón Guzmán.

La política oficial en materia de seguridad del gobernador Reyes fue expuesta con suficiente cinismo y claridad por el Director de Seguridad y Orden Público, al dar cuenta del incremento vertiginosos de muertes violentas que se registraban en la entidad: «según los organismos, es el ajuste de cuenta, el móvil que cobra mayor fuerza… Nos encontramos en la sede del CICPC, haciendo una evaluación de los hechos violentos que se suscitaron el fin de semana, y encontramos que fueron 12 los hechos violentos de los cuales 6 fueron productos de enfrentamientos, entre los organismos de seguridad, 1 por la GN, 2 por el CICPC, 3 por la FAP». (El Impulso 28/12/07)

Cuando los abusos policiales desbordaron el ámbito noticioso regional con el surgimiento de dos Comités de Victimas de ejecuciones – el C.V Contra la Impunidad (2004) y el C.V Argimiro Gabaldón (2008)- un periodista de un diario nacional se trasladó hasta Barquisimeto para realizar una investigación sobre el tema de los ejecuciones extrajudiciales en Lara; al tratar de conocer la versión oficial de los hechos el General Colmenárez le respondió: «Publiquen lo que ustedes quieran. El gobernador no tiene nada que decir sobre estos temas porque no son de su incumbencia. Además todos los muertos eran unos delincuentes y cayeron en enfrentamientos…. Ese tema no tiene la menor importancia para él ni para nosotros, ya que siempre se actuó apegado a la legalidad.» (Ultimas Noticias, 13/7/2008).

Al entregar el cargo Colmenárez celebró su exitoso balance de casi cinco años: «Tanto las políticas del gobernador Luis Reyes Reyes como los de mi persona, y la titánica labor desempeñada por los organismos de Lara dejaron al estado en el puesto número 16 como la región más segura… Si vamos a hablar de homicidios, nuestro análisis y nuestro estudio dan una media de cincuenta homicidios mensual en Lara, precisó que 68% están relacionados con ajustes de cuenta o venganza, «y estos no son responsabilidad de los planes de seguridad ni de los planes de la institución». (El Impulso 10/12/08) .

Mención aparte merece la gestión del predilecto e incondicional del Gobernador, el General (GN) Jesús Armando Rodríguez Figuera, denunciado en reiteradas ocasiones por actos de corrupción y otros hechos por la Contraloría del estado Lara, por la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Legislativo de esta entidad y por cientos de víctimas de los cuerpos policiales.

Entre los hechos formalmente denunciados en la contraloría (2006) se destacan: cotizaciones fraudulentas, fraccionamiento de compras para evadir licitaciones, compras a proveedores no inscritos en el registro estadal de contratistas, concentración del gasto operativo de la policía; entre otras. Se suman en su expediente las denuncias ante la comisión de DDHH del CLE entre ellos sicariatos, desapariciones forzadas, ajusticiamiento, extorsión y secuestros Express, cometidos por unidades especiales (Grupo de Operaciones Tácticas -GOT- y de la Dirección de Investigaciones Penales-DIP que dependían, para ese entonces, directamente del comandante.

Premio a la impunidad

Con semejante prontuario el ex comandante Figuera fue ASCENDIDO A GENERAL por el gobierno central, y cuando por lo contundente de las denuncias, (entre ellas su vinculación con un narcotraficante internacional quien le frecuentaba y fue detenido con un carnet de la policía de Lara firmado por Figuera) , fue removido del cargo, el gobernador Reyes en un descabellado intento por reivindicarlo, convocó a un grupo de Concejos Comunales y le otorgó en un mismo acto, tres condecoraciones por su actuación al frente de la Policía Regional.

El sucesor del cargo en la Comandancia Policial fue el Gral Sabas Yanez Rangel, quien fue designado por el gobierno central para constituir una comisión que investigaría las múltiples denuncias contra la Policía regional de Luis Reyes Reyes, esta comisión elaboró doce informes, cada uno con más de 200 folios, sin embargo , Sabas Yánez en lugar de iniciar el procedimiento establecido en la Ley de Régimen Disciplinario del cuerpo policial que comandaba, consignó ante el gobernador todo el material con sus respectivos recaudos. Desde esa fecha Reyes se negó a entregar los informes al parlamento regional alegando que: «los informes de la Policía son de exclusivo uso del comandante jefe de la Policía, y ese soy yo». La colectividad se enteró de su contenido gracias a la determinación de la periodista Carmen Viloria quien en doce entregas publicó en el diario El Impulso la serie » INFORMES OCULTOS DE LA GESTION DE RODRIGUEZ FIGUERA EN LA POLICIA DE LARA». Tal hazaña le valió a la joven periodista persecución policial, viéndose obligada a solicitar una medida de protección en la fiscalía, la cual se cumplió a medias.

Cabe destacar que para la fecha el Presidente del Concejo Legislativo Estadal el encargado de «garantizar» el seguimiento, control y evaluación a la gestión de su papá era Luis Jonás Reyes Flores, por eso no es de extrañar que toda la investigación fuese silenciada.

Fueron muchas las sesiones del CLE convocadas para solicitar la sanción política del gobernador por más de un centenar de casos de abuso policial, las últimas se realizaron en mayo de 2008 por el caso de la muerte de los hermanos Pérez Heredia, asesinados por policía regional el 29 de abril y en el mes de noviembre del mismo año por la masacre de Chabasquén. Sin embargo la sanción nunca se logró, entre otras razones, porque el gobernador tenía asegurada la impunidad con su hijo en la presidencia del ente parlamentario.

Mientras todo esto ocurría la policía de Lara continuaba su acción criminal, Sabas Yánez se fue, con los famosos informes ocultos no pasó nada y Reyes Reyes ya había nombrado nuevo comandante, el Teniente Coronel (GN) Octavio Javier Chacón Guzmán, otro militar, quien superó a su maestro Rodríguez Figuera con tres masacres en un año: Barrio Primero de Mayo (enero 2008, Loma de León (febrero 2008), Chabasquén (octubre, 2008)

Hoy el Sr. Reyes Reyes regresa nuevamente a pedir el apoyo de los larenses pretendiendo borrar de un plumazo la historia de terror y crimen que dejó a su paso. El balance de su gestión acabó por convertir a Lara en uno de los estados con mayor índice de secuestros, muertes violentas y ejecuciones extrajudiciales en toda Venezuela, tal y como lo demuestran las estadísticas de los propios entres gubernamentales y de instituciones de DDHH del país.

Desde el COVICIL, aunque al margen de la diatriba partidista, no podemos quedarnos callados ante tamaño cinismo y descaro con el cual se presenta nuevamente Luis Reyes Reyes, pretendiendo exhibir méritos para representar al estado Lara ante la Asamblea Nacional, cuando debería estar dando la cara -junto al equipo de gobierno que le acompañó en materia de seguridad- ante las instancias jurisdiccionales por los innumerables delitos cometidos durante su gestión; no obstante la histórica es implacable y más temprano que tarde saldará cuentas con quienes creyéndose por encima de lo humano y lo divino subestiman la memoria de un pueblo que ha pagado con luto y sangre de sus hijos estos oscuros tiempos que nos acontecen.

COMITÉ DE VICTIMAS CONTRA LA IMPUNIDAD – LARA (COVICIL)
JULIO DE 2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.