reddeapoyoLa Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, organización que por más de treinta años se ha dedicado a la defensa y promoción de los derechos humanos y al acompañamiento a los sectores más pobres y vulnerables de Venezuela, realiza un llamado a la paz y al respeto de la democracia el próximo 1 de septiembre fecha en la que se efectuarán distintas concentraciones políticas en la ciudad capital.

La organización recuerda a las venezolanas y los venezolanos que expresarse libremente es un derecho humano y manifestar pacíficamente es un deber ciudadano que deben ser asumido respetando los derechos humanos de todas las personas, incluyendo las que piensen distinto. Por lo tanto, el Estado además de asumir la seguridad de quienes manifiestan y de quienes no lo hacen, debe ofrecer la garantía de que en el momento de ejercer este derecho ninguna persona pueda correr el riesgo de ser agredido, reprimido o discriminado. Asimismo señala que el Ejecutivo y los manifestantes  deben ser tolerante y respetuosos ante personas o grupos que opinan distinto y de igual forma las y los representantes de partidos políticos, ciudadanas y ciudadanos que se encuentran en posiciones ideológicas contrarias tienen que ejercer sus derechos con respeto y sin violencia.

La Red de Apoyo resalta que las autoridades tienen que dar cumplimiento a lo que en materia de Seguridad Ciudadana se refiere ya que la acción policial debe estar apegada al respeto a los derechos humanos y en caso de resistencia violenta tiene que existir una respuesta oportuna y respetuosa de las normas nacionales, internacionales y el Uso Progresivo y Diferenciado de la Fuerza Policial (UPDF).

 El próximo 1 de septiembre todas y todos debemos estar conscientes que si bien es cierto, manifestar es un derecho y un mecanismo en el que la sociedad puede hacerse sentir para conllevar al diálogo y al encuentro este debe ejercerse en paz y sin violencia como lo expresa la Constitución de la república Bolivariana de Venezuela en su artículo 68.

 “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establece la ley. Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.

Finalmente, la organización realiza un llamado al Ejecutivo Nacional, a todos los cuerpos policiales y demás funcionarias y funcionarios encargados en hacer cumplir las leyes  y a toda la sociedad a priorizar el respeto y garantía del derecho humano a la vida como valor supremo. De la misma forma insta al Gobierno y a líderes políticos que toman parte de la contienda política actual, que eviten utilizar un lenguaje de confrontación constante debido a que esto incrementa los temores y la zozobra en la población.

 En paz y con un ambiente respetuoso todas y todos podemos ejercer nuestros derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.