La paz es el camino

La Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, organización que lleva más de treinta años dedicándose a la defensa y promoción de los derechos humanos en Venezuela deplora categóricamente el ambiente de violencia propagado durante los últimos meses haciendo especial énfasis en los continuos asesinatos, secuestros y acciones violentas en sucesos  como el acaecido la madrugada del 6 de abril en el que fue atacada la sede del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de El Valle donde perdieron la vida una detective, un detective y un aspirante que se encontraba en sus labores de pasantía y también lo ocurrido a finales de marzo en el Estado Táchira donde una funcionaria y un funcionario policial fueron asesinados en medio de una protesta; víctimas y victimarios son jóvenes de muy corta edad.

Nuestra organización que también trabaja e incide en la formación de una robusta cultura de paz en las comunidades más vulnerables, resalta la necesidad de atención por parte de las autoridades, las y los docentes, expertas y expertos en el área de investigación, psicología, medios de comunicación y la sociedad en general para que de manera inmediata sumen esfuerzos y realicen aportes efectivos que originen la construcción de campañas enfocadas en la no violencia ya que no se puede dejar pasar por alto situaciones terribles como los asesinatos, los maltratos, asaltos, linchamientos, y la ausencia de llamados a la paz y a la no confrontación por parte de los principales actores políticos del país, mensajes que son totalmente necesarios en nuestra colectividad.

Asimismo, la Red de Apoyo considera oportuno señalar que en el artículo 68 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela se plasma el derecho a manifestar pacíficamente y sin armas, prohibiendo expresamente el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de las manifestaciones. Entonces, está claro que si alguna manifestación llegara a verse empañada con hechos violentos, los cuerpos de seguridad del Estado deben actuar para garantizar el orden, pero siempre y sin excepciones, garantizando la proporcionalidad, el respeto y la inviolabilidad del derecho a la vida y de todos los derechos consagrados en nuestra Carta Magna.

Finalmente, la Red de Apoyo insta a la sociedad en general a trabajar en favor de la armonía y la paz y a repudiar todos los actos de violencia, educando en derechos humanos tomando en cuenta el respeto por los demás y desechando creencias y acciones agresivas como alternativas para la resolución de conflictos. No olvidemos la necesidad urgente de reforzar valores de justicia, respeto y tolerancia y solidaridad recordando al gobierno nacional que la justicia es la única vía existente para que una sociedad se acerque a la paz y así se pueda garantizar una convivencia social armónica que respeta las diferencias, y permita el pleno desarrollo de todas las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.