Concentración frente a la FGR para exigir Justicia

“De acuerdo a los anuarios de mortalidad del Ministerio del Poder Popular para la Salud, aumentan las muertes ocasionadas por armas de fuego entre adolescentes. Por ejemplo, las muertes violentas constituyen la primera causa de muerte en personas menores de 19 años, desplazando la primera causa que era accidentes de transporte”. Quien así lo asevera es la profesora de la Universidad Simón Bolívar (USB), Verónica Zubillaga, quien además es integrante de la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme (Coprede). Zubillaga agregó que ha habido un aumento importante en el caso de los homicidios por armas de fuego cometidos por niños y adolescentes varones, pues en 1997 fueron 417, lo que representaba 80%, mientras que en el 2007, este grupo etario fue responsable de 1.467 homicidios, lo que representó 93%.

Razones de los y las jóvenes para armarse

La profesora Zubillaga expresó que en el caso de los varones, son muy difíciles las dinámicas entre pares ligadas a la masculinidad. Esto lo ha podido constatar en las experiencias de vida que ha construido con los jóvenes, quienes han expresado que una de las primeras razones para armarse fue el haber sido acosados por otros varones con armas, así como ser víctima de humillaciones sistemáticas. También influye el hecho de no tener a nadie a quién recurrir a la hora de resolver un problema.

Implicaciones de tener un arma

“El estar armado cambia las dinámicas de los varones, de ahí que comienzan a salir con los amigos a disparar; es decir, que el tener un arma favorece la entrada a un estilo de vida francamente violento, que lo lleva a vincularse muchas veces con redes conexas a crímenes”, agregó Zubillaga. Por otro lado, niños, niñas y adolescentes dejan de asistir a clases debido a la proliferación de armas, y esto genera costos sociales, económicos, políticos y culturales muy graves.

Violencia en las escuelas

El coordinador del Observatorio de Participación y Convivencia Social de la Fundación Centro Gumilla, Jesús Machado, señaló que en un estudio que realizó esa institución sobre la violencia en las escuelas en el año 2009, encontraron que “en las escuelas se reproducen los modos violentos de resolver los conflictos: Cuando los muchachos gritan o golpean, están manifestando un aprendizaje que han recibido en su casa, en su comunidad, acerca de cómo resolver lo conflictos, a través de la violencia. Esto es el reflejo de la violencia que envuelve a todo el país… no hay un grupo etario que no resuelva los conflictos con violencia o que no sufra la violencia”.

Armas en las escuelas

La violencia en las escuelas se agudiza con las armas dentro de los planteles, pues aumentan las situaciones de riesgo. Más aún cuando los estudiantes señalan que defenderse y agredir, son la segunda y la tercera razón por las cuales llevan armas la escuela. En cuanto a los tipos de armas que los estudiantes portan, la encuesta arroja que son cuchillos, 70%; pistolas, 40%; botellas, 16%; cadenas, 8%; chopos, 4%. Un 22% informó portar otro tipo de arma.

¿Qué hacer?

Fuera de nuestras fronteras, específicamente en El Salvador, se realizan experiencias de contención de violencia juvenil que nos dicen que en Venezuela todavía es posible manejar la prevención de la misma, señaló Alfredo Leal, miembro de la Fundación Centro Gumilla. El Centro Gumilla consultó a estudiantes de Catia y Petare, para conocer cuáles son sus propuestas para disminuir la violencia dentro de las escuelas, y señalaron: que se cuente con más vigilancia, más seguridad y policías (24%); que se fortalezcan los valores de respeto mutuo y tolerancia (11%); que exista mayor comunicación para solucionar los problemas (8%); así como sensibilizar a los alumnos y profesores acerca de la problemática (8%). Además, los y las estudiantes proponen que para disminuir la violencia, se deben dictar charlas educativas, orientación y ayuda psicológica (8%); expulsar a los alumnos que cometan actos violentos en las instalaciones educativas (7%); contar con más autoridad profesoral (2%); que haya más orden en los hogares (2%). También indicaron que los profesores cumplan horarios (2%), que los alumnos obedezcan a sus maestros (1%), y mayor disciplina en las escuelas (1%). 14% no contestó o no sabe y para 6% de los consultados no hace falta hacer nada ya que no hay violencia (6%). Otra alternativa para abordar la violencia escolar y juvenil es a través del trabajo que se desarrolla en la red nacional para promover la convivencia y la paz en las escuelas, que surgió a raíz del Segundo Encuentro Internacional de Constructores de Paz, realizado el 26 y 27 de mayo de 2011, en Caracas. Añade Leal que quienes conforman esta red, han investigado sobre el problema de la violencia escolar, pues no hay estudios completos, y por eso han estado aprendiendo sobre la violencia y sus formas, para tener información veraz de lo que está sucediendo. Posteriormente, seguiría una fase de organización, lo que implica el trabajo conjunto y coordinado de actores representativos de la sociedad, con la comunidad educativa en pleno, el gobierno y las ONG´s que trabajan el tema de convivencia ciudadana. El problema de la violencia escolar y juvenil es un problema de todos y todas, y estamos llamados y llamadas a participar para construir juntos el modelo de sociedad que nos merecemos, donde exista el respeto a la dignidad humana, la solidaridad y donde las armas no tengan cabida.

En cifras

De acuerdo a la Investigación sobre violencia en las escuelas, realizada por la Fundación Centro Gumilla en el 2009, de los 294 estudiantes encuestados (168 de Catia y 163 de Petare) el 73% han presenciado situaciones violentas dentro del plantel. De ellas, 88% han sido agresiones verbales, 77% agresiones físicas, 24% abuso de poder y 5% abuso sexual. El informe resalta que los estudiantes que se muestran a favor de la violencia dentro de los liceos consideran que, bajo esa modalidad, van a recibir reconocimiento, liderazgo y respeto del resto de sus compañeros

Cuando los muchachos gritan o golpean, están manifestando un aprendizaje que han recibido en su casa, en su comunidad, acerca de cómo resolver lo conflictos, a través de la violencia

www.redapoyo.org.ve 8 lavozdelosderechoshumanos@gmail.comTwitter: @redapoyo Facebook: Red de Apoyo

24/07/2011 Diario la Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.