Reunión en República Dominicana. Entre el 9 y el 11 de noviembre tuvo lugar en Santo Domingo un encuentro regional sobre «Acceso y gestión de medicamentos e insumos estratégicos para el VIH/Sida en Las Américas».

En una reunión sostenida allá con representantes de la Coalición de Internacional de Activistas en Tratamientos (CIAT), de la Red Latinoamericana de Personas con VIH y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), respecto del problema de desabastecimiento en Venezuela, el Dr. Alexis Guilarte, en representación del Ministerio de Salud, manifestó que a pesar de que este organismo hace una buena planificación, hay problemas que escapan su control.

Desde Alerta VIH expresamos que sí hay graves deficiencias en la gestión del Ministerio de Salud en lo que se refiere a la compra y distribución de antirretrovirales (ARV) y de reactivos para las pruebas de seguimiento, porque aún esos elementos que podrían estar fuera del control del Ministerio -retrasos por parte del Fondo Estratégico de la OPS o de transportistas-, deberían ser incluidos en la planificación.

No hay excusas para que desde hace ya más de dos años el Ministerio no haya podido resolver las fallas. Nos permitiremos hacer un recuento de la información manejada por Acción Solidaria, desde el 2001, a través del Banco de Donación, mecanismo que permite apoyar a personas con VIH cuando no consiguen sus ARV en los centros de salud pública.

Es importante señalar que este es un servicio que quizá pocas personas de la provincia conozcan y que tiene además limitaciones porque se alimenta, a su vez, de donaciones de organizaciones amigas del exterior:

Entre 2001 y 2003, se donaron ARV, en promedio, 918 veces cada año (algunas personas vuelven más de una vez durante el año); en 2004 y 2005, 557 veces cada año; luego de protestas y el establecimiento de mecanismos de diálogo que incluyeron al Ministerio de Salud, la OPS, la Defensoría y el IVSS, entre 2006 y 2008 se donaron ARV 244 veces cada año. Desde 2009 comenzó a aumentar nuevamente el número de personas que acuden a la organización a solicitar apoyo por fallas en la entrega de tratamientos: ese año, se entregaron ARV 274 veces, 333 en 2010, y hasta el 31 de octubre ya se habían entregado 306 veces.

Cada una de estas «veces» representa a personas con VIH que saben bien el riesgo que corren si interrumpen su tratamiento. Algunas de ellas compran el equivalente a un mes de tratamiento para mantenerlo en reserva. A las solicitudes de una explicación pública, la Ministra Eugenia Sader garantizó en VTV hace dos semanas que ya se habría solucionado el desabastecimiento, lo cual no es cierto, según lo evidencian las donaciones de efavirenz que todavía el jueves 17, al preparar esta columna, se seguían haciendo.

La ministra Sader debería pasar al menos un día en una de las organizaciones atendiendo llamadas o dando asesorías, para que entendiera la gravísima afectación al derecho a la salud que está produciendo la muy deficiente gestión de compra y suministro de ARV. (Feliciano Reyna, El Universal, 22.11.11)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.