Información y denuncias. Nuestra columna ha servido de canal, no solo para recibir información sobre los hechos relacionados con el VIH, así como para hacer públicas denuncias diversas, desde la falta de medicinas hasta la discriminación en el acceso a servicios. Exhortamos a nuestros lectores a seguir alimentando Alerta VIH, tanto a través del Centro de Servicios Comunitarios, como de nuestro twitter @fjreyna, lo cual puede hacerse por mensaje directo (DM). La confidencialidad de las denuncias recibidas siempre será respetada.

Los sectores vulnerables de la población que se encuentran en mayor riesgo, no solamente deben incluirse en las respuestas nacionales contra el VIH, sino que además deben tener la oportunidad de participar en la elaboración de las políticas que puedan afectarles.

El estigma y la discriminación son los principales obstáculos para responder al VIH/Sida. Nos hemos referido reiteradamente a este tema, porque la única manera de prevenir toda transmisión del VIH, de tratar toda enfermedad asociada al virus y de evitar toda muerte por causa del Sida, se fundamenta en un marco jurídico e institucional de respeto y garantía de los derechos humanos.

A pesar de los importantes avances logrados en el área médico-científica, así como en cuanto al desarrollo de herramientas de prevención, la debilidad en la garantía de acceso a estas herramientas, a servicios y a tratamiento, que afecta a las personas con base en su orientación sexual e identidad y expresión de género, su edad, sexo, origen, impide detener efectivamente la transmisión del VIH y sus efectos una vez contraído.

Navi Pillay, Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en el marco de la XIX Conferencia Internacional sobre VIH/Sida, que tuvo lugar en Washington recientemente, expresó: «El rostro del VIH es el de nuestro fracaso al momento de proteger los derechos humanos. Uno de los motores clave del sida siempre ha sido, y continúa siendo, la imposibilidad de asegurar la protección de los derechos humanos de las comunidades marginadas. La homofobia, la discriminación de género, el perfil racial y la violencia basada en género siguen impidiendo que los esfuerzos emprendidos para detener la transmisión de VIH sean efectivos».

Y agrega: «El punto de partida es el reconocimiento de la igualdad de todas las personas en el goce de sus derechos. Los sectores vulnerables de la población que se encuentran en mayor riesgo, no solamente deben incluirse en las respuestas nacionales contra el VIH, sino que además deben tener la oportunidad de participar en la elaboración de las políticas que puedan afectarles. Las leyes y políticas generales que en muchos países penalizan la transmisión involuntaria del VIH, la exposición y la reserva absoluta ante el tema, cercan a grupos específicos a quienes se les obliga a hacerse pruebas de VIH y cuyo desplazamiento está restringido, basándose solamente en su calidad de VIH positivos».

«ONUSIDA tiene como meta: cero nuevas infecciones, cero muertes relacionadas con el Sida y cero discriminación. En esta conferencia sobre el sida es esencial destacar que para lograr estos objetivos de manera contundente, la perspectiva de derechos humanos debe, definitivamente, informar y motivar nuestra respuesta», según concluye. (El Universal, 10.09.12)

Acción Solidaria 

Centro de Información Nacional de VIH/Sida:             0212-952-2009       

www.accionsolidaria.info info@accionsolidaria.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.