foro por la vidaEn el CICPC no cuenta el respeto a los derechos humanos

Desde hace varios años se vienen denunciando las innumerables violaciones a los Derechos Humanos que cometen funcionarios y funcionarias del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Un rastreo de notas de prensa del Ministerio Público así lo confirma.

Investigaciones por presuntamente perpetrar desapariciones forzadas, torturas y ejecuciones, entre otras.

A esas informaciones se le suman las que a diario publican los medios tanto en prensa como en televisión, donde familiares de víctimas denuncian cómo dicho organismo policial, simulando enfrentamientos, lo que realmente comete son ejecuciones.

El pasado 03 de agosto, en el portal web aporrea se publicó una nota que se titulaba “movimiento de pobladores denuncia abusos policiales y parapoliciales contra las comunidades”.

Este movimiento conformado por personas que se identifican chavistas denunció entre otras cosas lo siguiente: “Durante las últimas semanas se ha hecho cada vez más frecuente que funcionarios policiales irrumpan en nuestras comunidades para realizar detenciones y ejecuciones, sin contar con orden judicial, sin considerar el debido proceso y sin respetar el derecho a la vida.

Cuando la comunidad intenta intervenir para parar el abuso, arremeten sin contemplación contra niños, mujeres, ancianos y otros vecinos, como medida de represalia y amedrentamiento. El 11 de junio una Comisión del Cicpc llega a la comunidad de Cerro Grande, El Valle, y detienen a Jhonny Tovar en su casa, para luego asesinarlo en la calle, frente a vecinos del sector.

Luego la misma comisión reprimió sin ningún escrúpulo a los vecinos que se quejaron por el procedimiento, o que simplemente pasaban por el sector para ir a su trabajo, llevándose detenidos a varios y amenazando al resto” Lo vivido en esta comunidad en Caracas, se repite a lo largo y ancho del país.

Si se convocara, con todas las garantías de protección a las personas que hayan sido testigos de abusos cometidos por este organismo policial para que aportaran su testimonio, quedaría pequeño el estadio de beisbol. Son tantos y tan diversos los abusos…

Este mes se cumple un año desde que fue anunciada una vez más la reestructuración de este organismo policial. Ya en el 2012 el exministro Tareck el Aissami había indicado lo mismo. Y en el 2011, a raíz de las muertes por tortura que se produjeron en la sede de El Rosal en Caracas, también se anunció que se transformaría a fondo al Cicpc.

En el 2006 cuando se inició la reforma policial la lupa se puso principalmente en lo que era la Policía Metropolitana.

Razones había de sobra porque era un organismo que competía con el Cicpc en cuanto a violaciones a los Derechos Humanos. Se eliminó ese organismo, se creó la Policía Nacional y se empezó un proceso para crear una policía diferente.

En ese propósito queda mucho por hacer.

Pero mientras eso ocurría poco o nada se decía de la situación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

No podrá avanzarse en un nuevo modelo policial si realmente ese organismo no es reorganizado. Si distintos cuerpos del Estado no realizan un esfuerzo para depurarlo de funcionarios implicados en hechos de corrupción y en graves violaciones a los Derechos Humanos. Si no se dictan sentencias ejemplarizantes contra funcionarios implicados en tortura y ejecuciones. Y si junto a ello, no se motiva al resto de funcionarios con buenos salarios, mejores condiciones de trabajo y otro conjunto de beneficios sociales.

Bien por la comunidad organizada que sin miedo se atreve a denunciar. Ojalá otras sigan el ejemplo del movimiento de pobladores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.