opinionEn esta oportunidad, debemos saludar y estudiar con atención la publicación de Provea Situación de los derechos humanos en Venezuela Informe anual octubre 2008/septiembre 2009. De acuerdo con su propia definición, Provea es una organización no gubernamental, independiente y autónoma de partidos políticos, instituciones religiosas, organizaciones internacionales o gobierno alguno, que tiene como fin la promoción y defensa de los derechos humanos, en particular los derechos económicos, sociales y culturales; busca promover la consolidación de iniciativas ya existentes y desarrollar programas propios de defensa, educación y difusión de los derechos humanos, como una instancia solidaria de orientación a sectores organizados; y pretende brindar los elementos necesarios para la defensa de sus derechos, estimulando su organización y autonomía y el acompañamiento de conflictos jurídicos con prácticas que combinen el uso de mecanismos legales y extra-jurídicos.

Es importante destacar que el Informe le dedica un capítulo al derecho a la seguridad ciudadana, sustentado en cifras, estadísticas y objetivo análisis, a cargo de la reconocida psicóloga social Ana María San Juan.

Veamos algunos puntos ahí mencionados:

*La actuación estatal frente al problema resultó, una vez más, ineficaz a pesar de los anuncios gubernamentales y las iniciativas emprendidas. En consecuencia, la violencia y la delincuencia mantuvieron su línea ascendente. Si bien es cierto que el Presidente de la república en su actuación pública visibilizó un poco más el problema, asumiendo compromisos de avanzar en la lucha contra la delincuencia, las cifras indican que persisten los problemas estructurales, además del agravamiento de varios tipos delictivos.

*La respuesta de la institucionalidad estatal continúa diseñándose e implementándose bajo la figura de los operativos, que por su propia definición se trata de intervenciones de corto plazo y en igual medida de corto alcance y durabilidad, instrumentadas intermitentemente y que inciden en manifestaciones de criminalidad y delincuencia pero con escaso o nulo impacto sobre las causas estructurales del fenómeno.

*La tasa de homicidios a escala nacional mantiene su comportamiento creciente al pasar de 48 homicidios por 100.000 habitantes en 2007 a 52 homicidios por 100.000 habitantes en 2008, año en el que se registran 14.467 homicidios en todo el país. La situación de Caracas difiere, puesto que la tasa disminuye levemente y así pasa de 130 a 127 homicidios por 100.000 habitantes ( ) la variable mantiene un comportamiento oscilante que reporta intermitentemente incrementos y decrecimientos de la magnitud del fenómeno, siempre a unos niveles elevados muy superiores al promedio nacional ( ) indicador no sólo de la gravedad del fenómeno y de su presencia en el país, sino también de la inexistencia de una política pública nacional para incidir sobre este como manifestación más importante del principal problema del país identificado por la ciudadanía (inseguridad) y sin duda un fenómeno que por su magnitud revela el impacto negativo en las condiciones de vida de la población, la garantía del derecho a la seguridad ciudadana y a la vida.

Todo el estudio de Provea está accesible y disponible en su sitio web. Vale la pena leerlo, estudiarlo y conservarlo.

Marcos Tarre
marcostarre@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.