pobreza1

Luego de más de dos años sin publicar las cifras de pobreza por ingreso, por fin el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) difundió las cifras de pobreza hasta junio de 2015. El resultado: preocupante, pero no sorprendente. Según esos datos oficiales 31% de los hogares venezolanos se encuentran en situación de pobreza, es decir 2.434.035. Ello significa que para junio del año pasado existían en el país 12.170.175 personas en situación de pobreza de ellos 3.416 850 personas en situación de extrema pobreza.

Léase bien, hoy la cantidad de personas en pobreza extrema en Venezuela es equivalente a la cantidad total de la población de la República del Uruguay.

Muy posiblemente por todos los indicadores socioeconómicos de este año que son más críticos que los del año pasado, entre el segundo semestre de 2015 y lo que va de 2016 la pobreza siguió aumentando

Para que tengamos una idea más clara de la situación, mientras el gobierno incansablemente pasaba cadenas hablando de inclusión, de las misiones, de los planes a favor de los pobres, en dos años y medio un total de 950.771 hogares pasaron a vivir en condiciones de pobreza, todo lo contrario a lo que se prometió.

Las cifras, que insistimos son oficiales, indican que en materia social el gobierno del presidente Nicolás Maduro es un total fracaso. Durante años la dirigencia política que se autodenomina bolivariana, propagó por el mundo que el éxito del proceso político que dirigen es lograr más inclusión. Efectivamente, durante el gobierno del expresidente Chávez se dieron algunos avances en la reducción de la pobreza, pero con la gestión del actual presidente todo se revirtió.

Hoy existe menos inclusión. Hemos llegado a los niveles de pobreza que existían en 2006, es decir, tenemos una década perdida en la lucha contra la pobreza. Y no puede afirmar el gobierno que la consecuencia es la reducción de los precios petroleros. El promedio del barril del petróleo de 2013 al 2015 fue de 77, 52 dólares por barril, es decir, un alto ingreso. Sumado a los préstamos recibidos del exterior y la enorme recaudación tributaria.

A más pobreza tenemos menos democracia. De tal manera que paralelo a como progresivamente se han deteriorado los derechos civiles y políticos, la población disfruta menos de los derechos económicos y sociales. El nivel de vida de la población se ha deteriorado considerablemente. Hoy son menores las oportunidades para que los sectores más pobres puedan disfrutar de los derechos humanos. En Venezuela tenemos una grave crisis de democracia.

Si el denominado Plan de la Patria era garantizar a la población la mayor suma de felicidad posible, el resultado comprobable es que hoy la población sufre más. Hambre, alto costo de la vida, escasez, inseguridad, crisis humanitaria en el área de salud son las condiciones que producen ese sufrimiento.

El gobierno “obrero” empobrece cada vez más a los obreros. Les pone la vida más difícil.

Alejados de toda ética política quienes gobiernan se dedicaron a mentirle a la población. Recordemos que durante los dos últimos años tanto el Presidente como los ministros se encargaron de difundir en Venezuela y en el mundo que la pobreza venía bajando. El INE les dio una bofetada y desenmascaró sus mentiras.

La calidad democrática de un gobierno se mide por su capacidad para tolerar la crítica pública a su gestión y ya sabemos que si de algo adolece este gobierno es de tolerancia. Seguirán mintiendo, pero cada vez sus mentiras convencen a menos gente.

@marinoalvarado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.