brutalidad_policialLuego de que la Cámara de Senadores de Estados Unidos aprobara este 08.12.2014 un proyecto de Ley que pide la congelación de activos y nuevas negativas a conceder visados a funcionarios y personalidades allegadas al Ejecutivo Nacional venezolano, redifundimos las declaraciones de Marino Alvarado, Coordinador General de Provea en las que expresa el rechazo de esta organización a las posibles sanciones del Congreso estadounidense a funcionarios del Gobierno Nacional, involucrados en violaciones a derechos humanos y/o actos de corrupción toda vez que este tipo de medidas “en vez de debilitar a un gobierno autoritario lo fortalecen porque le daría argumentos para decir que detrás de la protesta social, existe una conspiración promovida por Estados Unidos”.

En Provea no tenemos duda que es necesario investigar y sancionar a aquellos funcionarios involucrados en graves violaciones a los derechos humanos y en actos de corrupción que lesionan el patrimonio nacional.

Sin embargo, creemos que una medida de esta naturaleza contribuiría a fortalecer al gobierno autoritario de Nicolás Maduro, ya que le permitiría distraer la opinión pública para imponer el paquete de medidas económicas de corte neoliberal, que afectarán a los sectores más pobres de la población. Asimismo, lo fortalecería internacionalmente ya que un conjunto de países se solidarizará con el Gobierno del Presidente Maduro, lo cual propiciaría mejores condiciones para que se sigan violando los Derechos Humanos en Venezuela.

Al igual que lo hicimos en la coyuntura política que vivió el Paraguay, a propósito del golpe de Estado al Presidente Fernando Lugo, reiteramos nuestro rechazo a este tipo de medidas que a la larga terminan perjudicando a los sectores más vulnerables de la población, creando más condiciones para que se violen sus derechos fundamentales (Prensa Provea 09.12.2014).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.