Siempre que nos preguntan dónde trabajamos y les respondemos: «En Provea», inmediatamente nos replican con un: «¿Qué es eso?». Uno empieza por contarles el significado de la sigla: Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos. Después surgen nuevas preguntas y se abre el diálogo. Por ello, al empezar esta columna, queremos presentarnos y contarles nuestra intención en esta cita semanal.

Provea nació en el mes de octubre de 1988, un par de semanas antes de la Masacre de El Amparo. Queríamos promover los derechos humanos en el país, a través de la acción educativa, la defensa de casos y la investigación de la situación. Pronto, muy pronto, asumimos el caso de El Amparo y lo acompañamos hasta las instancias internacionales. Esta demanda fue la primera que enfrentó el Estado venezolano en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Desde el principio desarrollamos una acción educativa a favor de la cultura de derechos humanos en Venezuela. Ello implica hacer cursos, talleres, seminarios y otras acciones formativas para que las personas afectadas por violaciones a sus derechos se movilicen y asuman su defensa.

Nuestras acciones de defensa incluyen el acompañamiento y asesoría legal de las víctimas, especialmente de aquellas afectadas en sus derechos económicos, sociales y culturales. En su historia, Provea, acompañó a numerosos familiares y víctimas, entre otros la situación de los niños con cardiopatías congénitas que esperan intervenciones médicas en el hospital «J.M. de los Ríos»; a los estudiantes de la Universidad Simón Bolívar en su derecho a la educación gratuita y a pacientes de neurocirugía del Hospital de El Llanito a quienes les cobraban y retrasaban sus operaciones. En muchas ocasiones realizamos este trabajo junto a otras organizaciones e instituciones nacionales e internacionales.

Durante todo este tiempo, cada 10 de diciembre, día de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Provea presenta su informe anual sobre la situación de derechos humanos en Venezuela. Este informe reseña los principales avances y retrocesos en la situación de cada derecho. Es una herramienta que sirve de consulta a líderes sociales, autoridades, instituciones y estudiantes de Venezuela y el mundo.

Ahora con esta columna: «También son derechos», Provea quiere contribuir a responder las muchas preguntas prácticas que surgen entre quienes quieren conocer sus derechos humanos para exigirlos y hacerlos justiciables para todos. Las respuestas y preguntas son las que comúnmente nos realizan después de presentar a la institución. Dedicaremos esta columna a responder las inquietudes que se refieran a los derechos económicos, sociales y culturales: alimentación, seguridad social, vivienda, salud, trabajo, educación, tierra y ambiente. Derechos que quieren desconocernos y que afirmaremos cada semana.

También habrá espacio para contarnos experiencias, alegrías y sinsabores, en la tarea de exigir justicia al Estado y para celebrar las conquistas. Este quiere ser un espacio para la comunicación ciudadana, un lugar para aprender juntos en este camino por un país con todos los derechos para todos.

Prensa Provea 18.10.02

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.