Colombians wait to cross the border with Venezuela in Cucuta, Norte de Santander department, Colombia, on August 22, 2015. Venezuela's President Nicolas Maduro indefinitely closed his country's border with Colombia and declared a state of emergency in part of the frontier region Friday, following an earlier attack that wounded four people. AFP PHOTO/GEORGE CASTELLANOS

Venezuela, junto a Cuba y Guatemala figuran en la “lista negra” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), según el Informe Anual de 2015 que publicó el pasado 17.03.2016 el organismo hemisférico para la protección de los derechos humanos.

La llamada «lista negra» corresponde al capítulo IV del Informe Anual que publica la CIDH, en el que se detallan violaciones de derechos humanos especialmente preocupantes y que requieren atención especial por parte del órgano. Venezuela y Cuba repiten en la lista.

«La Comisión ha seguido con especial atención la situación de los derechos humanos en Venezuela y ha observado, a través de sus distintos mecanismos de monitoreo, una serie de situaciones estructurales que afectan el goce y disfrute de los derechos humanos en dicho país. En ese sentido, la Comisión se ha manifestado de manera reiterada en sus Informes anteriores respecto de Venezuela, sobre situaciones estructurales como la provisionalidad de los jueces y fiscales, la cual conlleva a la fragilidad del poder judicial y a su falta de independencia e imparcialidad. La Comisión ha considerado que esta falla estructural impacta de manera negativa en el ejercicio del derecho de acceso a la justicia y el debido proceso, por lo que constituye uno de los puntos más débiles de la democracia venezolana. En esta misma línea, siendo la falta de independencia y autonomía del Poder Judicial frente al poder político, uno de los puntos de mayor fragilidad que se ha identificado, preocupa a la CIDH la utilización del poder punitivo del Estado para hostigar y estigmatizar a los defensores de derechos humanos, y periodistas, y perseguir penalmente a disidentes políticos e inhabilitar a varios de sus dirigentes»

Asimismo la CIDH expresó su preocupación por la creciente adopción de reformas legales en materia penal en el marco de Leyes Habilitantes; la militarización de la seguridad ciudadana; el alto nivel de impunidad; las graves situaciones de inseguridad ciudadana y de violencia en los centros penitenciarios. «Son elementos que generan una especial afectación al ejercicio de los derechos humanos a la vida, a la integridad personal y acceso a la justicia de sus habitantes, entre otros».

Descarga aquí el Capítulo Venezuela del Informe Anual de la CIDH

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.