Archivo
Archivo

Nardys del Valle Molina es la esposa del trabajador de Sidor Rederick Leiva. Este jueves, relató a Provea las circunstancias en las que se produjo la detención del dirigente sindical el pasado 19.09.14 por parte de efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

Al momento de la detención de Leiva, Nardys Molina se comunicó con Provea para informar que desconocía el paradero de su esposo y el de los otros dos trabajadores que lo acompañaban (Heberto Bastardo y Leinys Quijada), quienes también fueron aprehendidos en el mismo procedimiento practicado por el organismo policial.

«Mi esposo fue detenido el viernes a las 2:36 de la tarde. El Sebin se lo lleva prácticamente secuestrado, eran las 9 de la noche y todavía no sabía el paradero de mi esposo, no sabía dónde lo tenían. El domingo le hacen la audiencia de presentación y los dejan presos como presuntos traficantes de armamento», comentó Molina.

Desde el miércoles 17.09.2014 una alcabala de funcionarios del SEBIN se instaló en el portón III de SIDOR, luego que la directiva regional del partido PSUV en Bolívar acusara a los sidoristas de formar parte de un plan conspirativo. Los trabajadores de la empresa denunciaron haber sido requisados por los efectivos policiales durante su ingreso a la acería. Durante toda esa semana los principales dirigentes de SUTISS denunciaron hostigamiento por parte del organismo de inteligencia para intimidarlos y así detener la huelga que se prolongó durante 13 días en defensa de la convención colectiva. 

Leiva, Bastardo y Quijada, forman parte del Movimiento Revolucionario Orinoco, corriente que encabeza José Luís Hernández, presidente de SUTISS y una de las principales voces que ha rechazado el contrato colectivo impuesto por el Ejecutivo Nacional. La esposa de Leiva dijo que la detención de su esposo obedecía a la lucha del sindicato SUTISS contra la imposición gubernamental, «a mi esposo se lo llevan por el problema del contrato colectivo. Ellos fueron perseguidos y descalificados por la directiva de la empresa»,

Molina añadió que su esposo no había recibido amenazas previas del SEBIN, sin embargo informó que el trabajador forma parte de una lista de 15 sidoristas con procedimientos abiertos -en días recientes- ante la Inspectoría del Trabajo por calificación de despido. «Hasta donde yo sé mi esposo no recibió llamadas ni amenazas. Si me enteré por los vecinos que siempre había un mismo tipo de carro dando vueltas por la residencia donde vivimos como buscándolo para detenerlo», informó.

Este 23.09.2014 dirigentes sindicales de las empresas Ferrominera, Sidetur, Alcasa y Carbonorca calificaron de arbitraria la detención de los trabajadores Rederick Leiva, Heberto Bastardo y Leinys Quijada, al tiempo que denunciaron que el operativo practicado por el SEBIN no había sido transparente.

El Secretario General de SINTRAFERROMINERA Rubén González, instó al Ejecutivo Nacional a detener la persecución y el hostigamiento contra los trabajadores que defienden derechos constitucionales. «Dejen la persecución en contra de los compañeros siderúrgicos”, exclamó González, quien además advirtió el ascenso de la represión y la criminalización de las luchas del sindicalismo autónomo en las empresas básicas de Guayana. (Prensa Provea, 25.09.2014)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.