Los familiares de Jesús Alberto Pérez Curiel, un joven de 19 años de edad al que mataron el fin de semana en la carretera vieja a La Guaira, tenían una sola petición: «Queremos justicia».

«Estamos esperando a ver qué nos dicen sobre las personas que mataron a Jesús», dijo su suegra Ruth Meza mientras aguardaba la entrega del cadáver en la morgue de Bello Monte.

Los deudos de Pérez Curiel saben quién es el responsable del homicidio y lo más probable es que el asesino continúe en las calles hasta que él mismo sea víctima de la violencia.

Cifras obtenidas por el Observatorio Venezolano de la Violencia indican que en los últimos 10 años han quedado impunes 20.743 homicidios ocurridos en el Distrito Metropolitano. Entre 1998 y 2009 esta entidad ha experimentado una creciente cantidad de asesinatos que no han sido resueltos.

Las estadísticas se observa que el año pasado hubo en esta zona del país 2.918 expedientes por homicidios, y sólo hubo 370 detenciones por esos delitos. En otros términos, quedó impune 87,3% de los casos.

El coordinador del OVV, sociólogo Roberto Briceño León, presentó los resultados de una investigación sobre la impunidad en homicidios en los estados centrales del país (Distrito Capital, Miranda, Vargas, Aragua y Carabobo). Para ello, tomó en cuenta los casos reportados por los organismos del Estado desde 1998, cuando resultó electo el actual Presidente de la República, hasta 2009.

Explicó que para medir la impunidad es necesario establecer series estadísticas que abarquen varios años, toda vez que hay casos cuyos responsables no son detenidos de inmediato. Entonces, la captura se computará probablemente en la estadística del año siguiente.

Carabobo primero

En el lapso señalado han ocurrido en Venezuela 123.091 casos de homicidios. Briceño aclaró que esa cifra se refiere a expedientes en los que puede haber más de una víctima. Además, no se toman en cuenta las averiguaciones en las que no está clara la causa de muerte.

Por esos casos se han reportado a la Fiscalía 23.046 detenciones, lo que implica que 100.045 homicidios han quedado impunes. Esto equivale a 81% del total.

En la región central el porcentaje promedio de impunidad es de 81,2% para el lapso correspondiente al estudio. En 2009, el premedio de casos sin resolver fue de 91,6%. Entre 1998 y 2009 se iniciaron 63.230 averiguaciones por homicidio y hubo 11.845 aprehensiones.

El estado con el porcentaje más elevado de impunidad es Carabobo, con 82,8% de casos sin detenciones en los últimos 10 años, y 95% en lo que respecta a 2009.

En Vargas y Miranda la impunidad para casos de homicidios fue de 93% en 2009. En el primer estado, en la última década ha quedado impune 83,2% de los homicidios, mientras que en Miranda el balance de casos sin detenciones para ese mismo lapso asciende a 87,7%.

En Aragua, quedaron sin detenciones nueve de cada 10 casos de homicidio en 2009.

Allí, la impunidad acumulada en la última década llega a 77,5%. Queda entonces como el estado de la región central en el que los órganos de justicia han tenido el mejor desempeño.

En todas las regiones analizadas, la diferencia entre los casos de homicidio reportados y las detenciones practicadas se agranda en la medida en que transcurre la década.

En Vargas, por ejemplo, el porcentaje de impunidad de 1998 fue de 15,3%. En los años siguientes se elevó en 78 puntos. (Javiar Ignacio Mayorca, El Nacional, 10.09.10)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.