Según informó el diario El Universal a un año del asesinato de Mijail Martínez, activista de derechos humanos en el estado Lara y miembro del Comité de Víctimas contra la Impunidad, su padre Víctor Martínez, dirigente social, acusó al diputado electo a la Asamblea Nacional y exgobernador Luis Reyes Reyes y al ex comandante de Polilara, general Luis Rodríguez Figueras, de ser los responsables del homicidio de su hijo.

Las declaraciones fueron ofrecidas durante una rueda de prensa que fue convocada para conmemorar el primer aniversario del homicidio de Martínez, y recordar que luego de un año todavía no existen detenidos ni responsables oficiales según los cuerpos policiales.

El ex diputado oficialista del Consejo Legislativo en la entidad señaló que el objetivo de los sicarios era asesinarlo a él, pero como no pudieron mataron a su hijo «para así descontrolarlo y ante el dolor tratar de tomar justicia por sus propias manos para luego enjuiciarlo y que lo mandasen a matar en una cárcel».

Recordó que la situación en su contra se inició por las continuas denuncias que en contra del general Rodríguez Figueras adelantó en el Consejo Legislativo por supuesta violación de los derechos humanos y sicariato, utilizando funcionarios policiales adscritos a la Comampoli.

El expediente sobre el ex comandante de la policía de Lara fue engavetado, pero en él existen todas las pruebas que condenan al funcionario que está en funciones en la sala Situacional de Miraflores como asesor en seguridad, dijo Martínez.

El dirigente social manifestó que las acusaciones que se hicieron en contra de un presunto asesino el cual hoy en día se encuentra desaparecido junto con su madre, son totalmente falsas debido a que, según él, fue un complot para encubrir a los verdaderos culpables del asesinato de su hijo Mijail.

Afirmó que está consignado otras pruebas en los tribunales, en la Fiscalía, en la Asamblea Nacional y en los organismos de derechos humanos nacionales e internaciones, con el propósito de que corroboran los señalamientos de las personas implicadas.

Hace menos de un mes- dijo Víctor Martínez- el caso fue expuesto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, con sede en Washington, por la representante de Cofavic, Liliana Ortega, como uno los casos de violaciones de los derechos humanos que existen en Venezuela. (Marla Prato, El Universal)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.