Los gritos y las consignas hicieron retumbar el edificio del Instituto de Previsión y Asistencia Social para el Personal del Ministerio de Educación (Ipasme). Un grupo de 26 trabajadores de mantenimiento que pertenecen a la contratista Consolidada, exigían el pago de sus beneficios laborales y su cargo fijo.

Con molestia denunciaron retraso en el pago de la quincena de mayo, irregularidades en el cobro de la cuota por Seguro Social y Ley de Política Habitacional. Desde las 8.00 de la mañana, se apostaron en la recepción, para que todo visitante y empleado se percatara de la situación injusta que atraviesan.

Con molestia denunciaron retraso en el pago de la quincena de mayo, irregularidades en el cobro de la cuota por Seguro Social y Ley de Política Habitacional. Desde las 8.00 de la mañana, se apostaron en la recepción, para que todo visitante y empleado se percatara de la situación injusta que atraviesan.

Mireya Rivero, estaba entre los manifestantes. Con una pancarta en sus manos en la que reclamaba dejar de ser tercerizada, denunció que la empresa se aprovecha de la necesidad de los trabajadores. «Aquí dicen que no somos tercerizados, para que no exijamos nuestros derechos, pero si somos de acuerdo a la reforma de la Ley Orgánica de Trabajo».

Con 15 años de servicio en la institución, se quejó que de tener solo 173 cotizaciones en el seguro social. «No es posible que todos los meses descuenten un dinero y estén atrasados en los pagos. Entonces yo me pregunto que hacen con esos recursos».

Sin recibir mayor atención de la directiva, hacían sonar sus pitos y las palmas. Xiomara Ávila, labora desde hace nueve años y aspira dejar de pertenecer al grupo de tercerizados. «Estamos sujetos a una contratista que solamente abusa de nuestros derechos como trabajadores y ya estamos cansados. Exigimos que el Ipasme nos absorba y así tener un empleo seguro».

Aunque quisieran denunciar ante el Ministerio de Trabajo, afirman que es difícil hacerlo porque no tienen pruebas. Demari Leal, explica que al momento del pago no les entregan el recibo para que no tengan constancia de las irregularidades de la empresa.

«Exigimos que el Ipasme respete nuestros derechos y nos garantice un puesto fijo, porque estamos cansados de trabajar sin beneficios». Mireya Rivero, personal de mantenimiento. (Grace Viloria, La Verdad, 12.06.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.