Mijail Martínez

Hoy se cumplen cinco meses del asesinato de Mijaíl Martínez y a su muerte no le han encontrado un culpable, pero su padre Víctor Martínez, invadido por el dolor, mantiene su palabra que el hecho fue un “sicariato político” y que la impunidad sigue reinando en el estado Lara.

Martínez recordó que 15 días después de la muerte de su hijo el Cicpc cerró la investigación porque estaba resuelto el caso, se trataba de un “vulgar robo” lo que le extrañó al ex diputado, puesto que el carro no se lo llevaron después que le dispararon a Mijaíl.

Asegura que Carlos Rodríguez, antiguo jefe de Cicpc, y el comisario José Núñez, quien luego llevaba el caso, sí conocen los autores intelectuales de la muerte de Mijaíl, pero no quieren decirlo para cubrir las espaldas de Rodríguez Figuera y Luis Reyes Reyes.

El ex diputado mencionó además, que la doctora Maryelis Montesinos, fiscal auxiliar número 11, fiscal control quinto Leislali de Jesús Figueroa y la fiscal 11, Cristina Coronado, la juez Yanina Karabín cerraron las investigaciones y el hecho quedó impune, por lo tanto pide que investiguen a estas personalidades de la fiscalía porque no descansará hasta que se haga justicia por la muerte de su hijo.

En vista de esta situación, Martínez señala que este hecho no deja de ser un sicariato político ahora judicial para pasarle factura por más de 280 denuncias de ajusticiamiento que se llevó a cabo durante el mandato de Luis Reyes Reyes en el estado Lara.

Los familiares y amigos con sus rostros consternados porque no superan la pérdida de Mijaíl, comentan que siempre lo recordaron como el poeta, productor, rockero, soñador, buen hijo, hermano y amigo. Le harán una misa en la iglesia de la calle 60 con 13.

:: Víctor Martínez: «Desde el Cicpc mandaron a asesinar a mi hijo»

«La muerte de mi hijo fue ordenada desde el Cicpc y son muchas las evidencias que yo tengo para comprobarlo», declaró el ex-diputado Víctor Martínez al recordar que este lunes se cumplen cinco meses del asesinato de Mijail Martínez y hasta ahora no hay ningún detenido.

Como se recordará, el joven cineasta fue ultimado cuando salía de su casa en el suroeste de Barquisimeto y su padre ha venido denunciando la supuesta negligencia de los jefes del cuerpo policial para investigar el caso.

Directamente responsabilizó de ello a los comisarios Carlos Rodríguez y Jesús Núñez, así como al ex gobernador Luis Reyes Reyes y al hoy general Jesús Rodríguez Figuera.

«Esos cuatro son corresponsables de la muerte de mi hijo», afirmó tajantemente.

Igualmente atribuyó a los fiscales del Ministerio Público y a los jueces que tuvieron el caso de haber actuado negligentemente.

Desde el primer momento, dijo, trataron de crear la opinión de que se trató de un atraco frustrado. Luego montaron un show con Jairo José Salones para que se confesara autor del crimen, pero el joven desapareció, o lo desaparecieron.

También manifestó que, continuando con el show, señalaron a otras cinco personas de haber participado en ese hecho, entre ellos a José Gregorio Daza (a) «El Largo», a quien, presuntamente, obligaron bajo tortura a declarar haber escuchado a «Angelito» y «Eliseo» ser los autores del crimen.

«El caso es que hoy se cumplen cinco meses de ese asesinato y tengo evidencias de que los autores fueron sicarios ordenados desde el Cicpc», enfatizó.

Anunció que en los próximos días consignará ante la fiscal nacional, Rosana Alvarado, nuevas evidencias que comprometen a funcionarios, fiscales y jueces en lo califica de una trama.

También invitó para esta tarde, en la iglesia Cristo Rey, calle 60, a una misa en memoria del joven fallecido. (El Impulso, 26.04.10)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.