1. Contexto.

El año 2009 se vio marcado por diversos hechos que reconfiguraron las relaciones diplomáticas y comerciales entre Colombia y Venezuela. La tensión generada en la frontera a raíz del discurso político de ambos países trajo como consecuencia un aumento en los niveles de violencia en la zona y un incremento en las restricciones en los puestos de control fronterizo. Estos hechos generaron manifestaciones xenofóbicas por parte de algunos grupos de la sociedad y funcionarios públicos quienes llegaron a plantear la posibilidad del cierre completo de fronteras.

A finales del año 2009 se empezaron a generar diversas situaciones de seguridad que implicaron denuncias de presencia de grupos armados irregulares en territorio venezolano, específicamente en la frontera colombo-venezolana. Uno de los sucesos más resaltantes fue la muerte de nueve (09) colombianos en la población de Chururú, Estado Táchira el 24 de octubre, a manos de un grupo desconocido de individuos, hecho que despertó una serie de señalamientos sobre la situación de seguridad en la frontera y la necesidad de fortalecer el componente militar.

Durante el año hubo una alta actividad legislativa que implico la propuesta de una nueva ley de frontera, la promulgación de una nueva Ley de Educación y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, todas con contenido dirigido a reforzar la política de seguridad y soberanía nacional del Estado venezolano.

El Servicio Jesuita a Refugiados-Venezuela a lo largo del 2009 continuó con su trabajo de servicio, defensa y acompañamiento de las personas en situación de refugio en el Estado Apure y Táchira, ejecutando diversos proyectos en pro de conseguir soluciones duraderas para la población atendida y logrando el empoderamiento de diversos individuos con enfoque de diversidad y de género, para ello se hizo hincapié en el acompañamiento de las zonas rurales más desprovistas de atención y de la continuidad del monitoreo de más de 80 comunidades en la zona fronteriza.

2. Principales Temáticas.

a. Documentación:

i. Acceso a los servicios en la zona fronteriza.

El problema de la documentación de las personas en situación de refugio en Venezuela sigue afectando el acceso a los servicios públicos básicos de esta población, limitando así el ejercicio y goce de sus derechos en el territorio venezolano. Debido a la tensión originada entre Colombia y Venezuela durante 2009, el acceso a los servicios para las personas en situación de refugio en la frontera fue más restringido. De aquí tenemos que servicios de salud, de alimentación y de dispensa de combustible requirieron por determinados plazos de tiempo de la presentación de la cedula de identidad para hacerse de alguno de ellos.

Especial atención merece el hecho de que los hospitales y ambulatorios más cercanos al límite fronterizo remitían sin previa atención los casos de personas colombianas residentes en Venezuela a los centros hospitalarios de Colombia, violando el derecho a la salud de las personas por causa de su nacionalidad.

Esta situación varió a lo largo del año ligado al contenido de los discursos de los presidentes de Colombia y Venezuela.

ii. Detenciones arbitrarias y deportaciones.

Una de las situaciones más frecuentes y preocupantes que se presentaron en la frontera durante el 2009 fue la detención y deportación arbitraria de personas en situación de refugio en contravención de lo establecido en la legislación nacional e internacional sobre los principios de No Sanción y No Devolución.

Durante el año 2009 se presentaron al menos 10 detenciones y 5 deportaciones ilegales de personas en situación de refugio que fueron denunciadas a los organismos competentes. La mayoría de las irregularidades fueron solucionadas por la intervención del personal de campo del SJR-Venezuela quienes fungieron como mediadores entre las personas afectadas y los funcionarios responsables de las detenciones, a pesar de ello existe un número indeterminado de personas que no denunciaron las detenciones o que pagaron por el derecho de transitar y no ser deportados y que luego de sucederse el hecho comentaron o reportaron el incidente al personal de campo del SJR-Venezuela.

Las detenciones y deportaciones correspondieron en su mayoría a procedimientos abreviados que se hicieron sin cumplir los requisitos mínimos establecidos por la legislación venezolana irrespetando los lapsos y procedimientos para la ejecución de las sanciones y sin aplicar lo dispuesto sobre el trato de personas en situación de refugio en casos de deportaciones.

iii. Educación.

El tema de la certificación de estudios siguió siendo en el 2009 una de las problemáticas principales de las personas en situación de refugio en Venezuela. A pesar de las regulaciones existentes sobre el acceso al sistema educativo formal de personas indocumentadas persisten los problemas en cuanto a la continuidad de los estudios debido a la falta de certificación de los mismos.

Muchos/as de los/as solicitantes de refugio y refugiados/as en la frontera venezolana perciben los estudios como “una pérdida de tiempo” debido a que no pueden optar al finalizar la carga académica con el documento que autentique el curso de los mismos. Esta percepción muchas veces en secundada e incluso impulsada por trabajadores de la educación que carecen de la formación adecuada para acompañar a personas en situación de refugio y alientan la deserción escolar.

iv. Certificación de nacimientos.

Otro problema ligado a la falta de documentación tiene que ver con la certificación de nacimientos de niños/as, hijos/as de personas indocumentadas, como lo son un gran número de personas en situación de refugio en Venezuela.

Legalmente al momento de verificarse el nacimiento, la institución o centro hospitalario debe proceder a tramitar la partida de nacimiento del niño/a recién nacido/a contando para ello con oficinas dedicadas a la protección de la niñez.

En 2009 se registraron en frontera 5 denuncias relacionadas a la falta de certificación de nacimiento de niños/as hijos/as de colombianos debido a la falta de documentación. En este sentido los centros de salud expidieron en muchos casos sólo la Boleta de Nacimiento sin realizar el trámite necesario para formalizar la Partida de Nacimiento que es el documento legal válido, violando el derecho a la identidad de los/las recién nacidos/as.

Todos los casos del conocimiento del SJR-Venezuela fueron remitidos a las autoridades competentes para su efectiva solución, pero esta situación no siempre es denunciada por los padres afectados muchas veces por desconocimiento de la legislación venezolana sobre el tema de protección de niños/as, por lo que existe un número desconocido de situaciones de vulneración de Derechos que no tuvieron el tratamiento adecuado.

b. Comisión Nacional para los Refugiados.

En el año 2009 hubo un incremento en el número de respuestas por parte de la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) con respecto a años anteriores; este incremento se debe en gran parte a la coordinación a principios de año entre los diferentes organismos que forman parte de la Comisión para aumentar el número de reuniones para el estudio de casos.

No obstante dentro de la actividad del Área Legal de campo, los escritos de celeridad siguieron ocupando el 20% de la actividad de acompañamiento y defensa de casos, dejando en evidencia la necesidad de implementar nuevas medidas a nivel gubernamental para darle atención a la población que se encuentra en espera de una decisión sobre su solicitud.

Asimismo en 2009 la CONARE tuvo una disminución en su presupuesto que generó una reducción de personal que afectó las oficinas de atención en frontera llamadas Secretarías Técnicas Regionales (STR) que vieron casi anulada su capacidad de atención debido al recorte. Esta situación generó la necesidad de realizar a lo largo del año jornadas especiales entre la STR- Apure y las organizaciones sociales de atención a personas en situación de refugio para la recepción y sustanciación de solicitudes de refugio; estas jornadas aliviaron en gran medida los casos acumulados a la fecha y ofrecieron la oportunidad a la STR de recorrer las poblaciones más alejadas y necesitadas de atención de la frontera del Alto Apure que en otras circunstancias habrían tenido que disponer de recursos económicos y de tiempo para trasladarse a la sede de la STR-Apure en la población de Guasdualito.

c. Número de Solicitudes

Durante el año 2009, el SJR-Venezuela percibió una disminución del 25% en el número de solicitudes anuales en comparación con años anteriores. De acuerdo al análisis de la situación, esta disminución no se debe a una mejora en el conflicto armado colombiano sino a la suma de diversos factores que modificaron la dinámica migratoria en las zonas donde el SJR-Venezuela está presente como lo son: procedimiento de refugio poco atractivo para la búsqueda de protección, cambio en el perfil del desplazado que cruza la frontera, desconocimiento de la población sobre el procedimiento de solicitud de refugio, disminución del pase de refugiados por el Estado Apure y aumento en otros estados fronterizos.

3. Conclusiones Generales.

El tema de refugio sigue siendo invisible para la mayoría de la población a pesar de las diversas campañas de las organizaciones sociales y organismos internacionales dedicadas a la atención de personas en situación de refugio. La desinformación juega en contra de la atención adecuada a este grupo de individuos quienes siguen apreciando el procedimiento de solicitud de refugio poco atractivo para conseguir la protección que tanto necesitan.

La falta de políticas públicas es uno de los factores determinantes en cuanto a la precaria situación de las personas solicitantes de refugio y refugiadas en Venezuela que no son estimados dentro de los planes sociales de atención y que si bien son atendidos en algunas instancias no son considerados con sus características propias de vulnerabilidad.

El SJR-Venezuela sigue remarcando la necesidad de que los funcionarios públicos y los miembros del componente militar conozcan y manejen los conceptos y principios propios del Refugio y reconozcan los derechos de las personas que se encuentran en esa situación para que cesen las violaciones a los derechos humanos de los que son víctimas.

En nuestra misión de acompañar, servir y defender recocemos los adelantos que el tema de protección se dieron durante el año 2009 y subrayamos la necesidad de seguir construyendo en torno al tema de refugio en Venezuela que se encuentran tan invisible como la población de la que es parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.