Las políticas instrumentadas por el Estado Venezolano para la atención y resguardo de los refugiados colombianos que se encuentran en el país se continuarán aplicando sin variación alguna a pesar del rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Así lo afirmó el presidente de la Comisión Nacional para los Refugiados y Refugiadas de Venezuela, Idelfonso Finol, durante su participación este miércoles en el programa Contra golpe que transmite Venezolana de Televisión.

Allí, el funcionario enfatizó que la decisión tomada por el presidente de la República, Hugo chávez Frías, el pasado jueves de romper relaciones con el vecino país obedece a un acto de dignidad por las continuas agresiones del Gobierno de Uribe contra Caracas y no significa por ningún motivo la la fracturación del vinculo histórico entre los colombianos y venezolanos.

“Debe quedar claro que nuestra rompimiento de relaciones es con la clase política corrupta que esta al servicio de los más oscuros y mal sanos intereses imperialistas en el continente, que usa al gobierno de Álvaro Úribe, y no con el pueblo colombiano. Somos hermanos y estamos para siempre unidos por la geografía, por nuestra cultura, por nuestra historia y por el sentimiento bolivariano que estoy seguro es mayoría en el corazón de los colombianos y colombianas”, afirmó Finol.

El más alto representante en el país de los refugiados señaló que los miles de colombianos que mensualmente ingresan en el país reciben los beneficios de la Revolución, en un trato igualitario al que recibe un venezolano, lo que demuestra el compromiso del gobierno de Chávez en defender los derechos humanos de los hermanos neogranadinos.

«Nuestros hermanos colombianos en nuestro país tienen derecho a la alimentación, a la salud, a la educación, a vivir en paz», finalizó. (Agencia Venezolana de Noticias, 29.07.10, http://www.abn.info.ve/node/7782)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.