Archivo
Archivo

Atendiendo las peticiones de los médicos residentes del Hospital Central Antonio María Pineda, la Gobernación del estado Lara hizo entrega de insumos y material médico quirúrgico a este centro asistencial.

Un total de 1.500.000 Bs., fueron asignados para la compra y reparación de equipos como máquinas de electrocardiografías, combos de protección radiológica, nebulizadores, flujómetros, reparación de la mesa quirúrgica de neurocirugía, glucómetros para la emergencia.

Mientras que 3.000.000 Bs., se invirtieron en la dotación de insumos como soluciones, antibióticos, centro de camas desechables, lápiz electrocauterio, compresas estériles y adhesivos, placas de radiología, vendas de yeso, revelador y fijador entre otros solicitados por los médicos residentes tras reuniones y acuerdos con la Gobernación.

Aseguran que el Gobierno solo se está enfocando en los problemas salariales, cuando la crisis en el sector salud abarca también el déficit de insumos, equipos y condiciones precarias de los pacientes, responsabilidades del MPPS y el Ejecutivo Nacional

Sin embargo, el gobernador Henri Falcón, acotó que las soluciones laborales que exigen los médicos, deben ser atendidas por el Ministerio del Poder Popular para la Salud, ya que dicho personal está adscrito a ese ente.

«Nosotros somos pagadores, ya que buena parte del personal de salud no depende de la nómina de la Gobernación. Recibimos los recursos del Ministerio. Hemos recibido una comunicación de la Onapre (Oficina Nacional de Presupuesto), donde nos dicen que debemos hacer una reprogramación de los recursos”.

Falcón explicó que la reprogramación presupuestaria implicaría habilitar recursos que están dispuestos para cancelar los últimos meses del año como por ejemplo aportes patronales, aguinaldos, salarios, entre otras variables para utilizar dichos recursos con el fin de cancelar las deudas hasta el mes de agosto parcialmente, dependiendo estrictamente de créditos adicionales para poder honrar los compromisos del sector salud para final de año.

El paro sigue

A pesar de la dotación y las propuestas que ha planteado el MPPS, la Sociedad de Médicos Internos y Residentes (Somir) mantiene su posición de protesta, al no tener asegurado el envío de un crédito adicional para cubrir las deficiencias presupuestarias y honrar los pagos salariales.

José Manuel García, presidente del Somir, expresó que la reprogramación del presupuesto ordinario pondría en peligro los pagos para los últimos meses del año, incluso los aguinaldos.

«Hemos sido claro en nuestras exigencias, con un crédito adicional único que garantice la cancelación de la deuda salarial. Aunque se vayan a poner al día, generaría un hueco en los recursos y sería poco serio aceptar una oferta como esa”.

Ratificaron que hasta que el Ministerio de Salud no deje por escrito un compromiso de asignación de los recursos, no flexibilizarán la protesta que llevan adelante, con la paralización de las consultas externas e intervenciones electivas.

Además, aseguran que el Gobierno solo se está enfocando en los problemas salariales, cuando la crisis en el sector salud abarca también el déficit de insumos, equipos y condiciones precarias de los pacientes, responsabilidades del MPPS y el Ejecutivo Nacional. (Marianli Suárez ValeraEl Impulso, 18.07.2014) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.