Archivo
Archivo

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida), dio ayer un balance de lo que ha ocurrido tras la reunión que tuvieron el 19 de noviembre con el diputado Henry Ventura (Psuv), de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, y Pedro Gutiérrez, asistente del ministro de Salud, Francisco Armada, entre otros representantes del sector salud.

Francisco Valencia, presidente de Amigos Trasplantados de Venezuela y vocero de Codevida (la coalición agrupa a ocho asociaciones de pacientes), informó que la única reunión efectuada fue la de trasplantes y tuvo resultados positivos porque se acordó que el Min-Salud asumiera la procura de órganos y se fijó la transición, se cambió la junta directiva de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (Ontv) y aprobaron recursos para que la Ontv pague las deudas que tiene.

Feliciano Reyna, de Acción Solidaria, informó que el Instituto Nacional de Higiene no realiza el estudio de resistencia, cuando con frecuencia cambian los antirretrovirales (ARV)

“Pero en las otras áreas de salud la situación sigue igual”, expresó, y se refiere a los pacientes con cáncer, linfomas, mieloma, drepanocitosis, talasemia, VIH, hemofilia y los que reciben atención en el Banco Municipal de Sangre.

En el caso del cáncer de mama, Luisa Rodríguez informó que ayer llegó el medicamento ciclofosfamida al país (usado en quimioterapia), y el lote, según tienen entendido, está en proceso de nacionalización y alcanza para todo un año. Este se suma a otra cantidad que desde la semana pasada el Ivss empezó a distribuir.

Pero no hay agujas para hacer biopsias y aún hay equipos de radioterapia dañados, lo que afecta a personas con distintos tipos de cáncer, no sólo de mama. “El ministerio firmó un contrato de reparación y mantenimiento de estos equipos, pero pedimos que nos den un cronograma para saber cuáles arreglarán primero para avisarles a los pacientes. En Lara hay una lista de espera de 750 personas”, dijo Marisabel De Veer, de Senos Ayuda.

El 21 de noviembre, el diputado Ventura inspeccionó el Banco Municipal de Sangre. Antonia Luque, de la Asociación Venezolana para la Hemofilia, denunció que la situación sigue grave; desde entonces sólo ha llegado una caja de guantes y ayer aprobaron Bs 500 mil, cuando el presupuesto mensual es de Bs 1 millón 200 mil y no se entregó durante 4 meses. “No hay papel ni tinta para imprimir los resultados de los exámenes de los pacientes”, aseguró Luque.

Faltan medicamentos para los pacientes con linfoma, drepanocitosis, talasemia y VIH. Feliciano Reyna, de Acción Solidaria, informó que el Instituto Nacional de Higiene no realiza el estudio de resistencia, cuando con frecuencia cambian los antirretrovirales (ARV), y que no están entregando los ARV que son combinados sino que traen de distintos laboratorios los componentes por separado, lo que está causando efectos adversos en las personas con VIH y, además, “les mienten porque no son los mismos compuestos”. (Patricia Marcano, Últimas Noticias, 05.12.13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.