Foto: AVN
Foto: AVN

Las 62.000 madres procesadoras del país formalizan desde la semana pasada su ingreso a la Corporación Nacional de Alimentación Escolar (CNAE), que les garantiza trabajo fijo, salario mínimo mensual y seguridad social. 

El ministro para la Educación, Héctor Rodríguez, informó recientemente que del total de madres, 73% ha firmado esta contratación con la CNAE, reseña una nota de prensa del ministerio.

«(Esto es) un salto cualitativo para expandir el programa y absorber a las madres procesadoras, es un tema de justicia social», destacó Rodríguez. 

Fue la semana pasada cuando el Ministerio de Educación comenzó la firma de estos contratos en estados del país, como es el caso de Nueva Esparta, Barinas, Aragua, Zulia, Carabobo, Bolívar, Portuguesa, Distrito Capital, Falcón, Miranda, Monagas, Sucre, Vargas, Miranda, Amazonas y Yaracuy, 

Para este miércoles se espera que en los estados Mérida, Anzoátegui y Monagas, también se formalice este contrato. 

Reivindicación social 

La tarea de estas madres, denominadas así por encargarse de alimentar a niños y jóvenes que cursan estudios en instituciones educativas de todo el país, es garantizar una comida balanceada, diaria, variada y adecuada a los requerimientos calóricos y nutricionales necesarios para contribuir a  la formación de los hombres y mujeres de la patria. 

En septiembre de este año 2014,  el presidente de la República, Nicolás Maduro, aprobó la asignación de Bs. 2.155 millones, con los que se les cancelará el sueldo, con base al mínimo a partir del 1 de septiembre, que en la actualidad se ubica en 4.889,54 bolívares, de acuerdo con el último aumento de 15% anunciado en noviembre pasado por el Ejecutivo Nacional. 

El pago forma parte de un acto de reivindicación social a las madres procesadoras, que antes recibían solo un incentivo monetario,  y ahora devengarán el equivalente al sueldo mínimo. (AVN, 10.12.2014)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.