4fAunque durante los últimos tres lustros el oficialismo ha hecho todo lo posible por transformar al 4 de febrero y al 27 de noviembre en fechas patrias, la suerte de quienes participaron en las intentonas golpistas del 92 parece preocupar poco a las autoridades.

A esta conclusión se arriba al conocer que el grueso de los soldados que estuvieron involucrados en ambas rebeliones no fueron reincorporados a la Fuerza Armada, pese a que así lo ordenaba el decreto dictado por el fallecido presidente Hugo Chávez en 2012, con motivo de los 20 años de los alzamientos que lideró; y el cual expiró en febrero pasado.

«Se burlaron de la tropa», denunció un capitán de navío que sí se benefició de la resolución, quien pidió mantener su nombre en reserva y que ayer acompañó a decenas de combatientes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a donde se congregaron para exigirle a ese organismo que responda el amparo que a finales de 2013 interpusieron con el fin de conseguir que todos los involucrados en las intentonas fueran favorecidos.

«El presidente Chávez reconoció que seis batallones participaron solo el 4F, eso supone unos 3 mil hombres. Sin embargo, solamente 714 fueron reincorporados», aseveró el consultado, quien agregó: «Se burlaron de la tropa, porque aquí (en el decreto) se hablaba de reincorporación y grados, pero a algunos de quienes integraban la tropa le dieron un carnet donde dice que son distinguidos o cabos, jerarquías que tenían para el momento de los hechos. Lo que han debido hacer es reintegrarlos a la FAN y luego ascenderlos a los cargos que tendrían hoy sino hubieran sido dados de baja».

Uno de quienes se recibió una de esa acreditaciones indicó: «Nos dan un sueldo mínimo, pero no tenemos ningún tipo de previsión social».

Durante la concentración uno de los oradores denunció que en las últimas semanas un combatiente y el hijo de otro, de apenas de siete años, fallecieron por no tener un seguro médico.

¿Por qué solo 714 de 3.000 uniformados fueron beneficiados? Los congregados responsabilizaron a la almirante Celsa Bautista, directora del Despacho del Ministerio de Defensa, a quien señalaron de sacar a personas de las listas de manera discrecional.

«Nos molesta que las personas que desnudaron a estas tropas, los dejaron en chancletas, les dieron 50 bolívares y les dijeron váyanse a su casa sin baja sean hoy quienes decidan a quién le corresponde o no los beneficios que el comandante Chávez previó», afirmó el capitán de navío, quien demandó un trato igualitario.

En septiembre pasado fueron ascendidos y se les entregó una pensión a militares entre los que destacaban el actual presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello; el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón o el diputado oficialista Pedro Carreño.

Promesa falsa

Otros congregaron también denunciaron que quienes fueron beneficiados no lo fueron en los términos previstos en el decreto presidencial. «Nos dieron un grado, pero nos volvieron a echar a la calle. Solo nos dieron una pensión», aseveró otro de los congregados, quien recordó: «Sin nosotros este Estado no existiría». (Juan Francisco Alonso, El Universal, 23.04.14)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.