Archivo
Archivo

Con pitos y pancartas jubilados y pensionados de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) recorrieron la avenida Bolívar, desde el edificio La Previsora hasta el Banco de Venezuela para exigir se les respete sus derechos contractuales y les den atención médica digna.

La presidenta de la Asociación de Jubilados del estado Carabobo, Marbella Mujica, manifestó que se sienten burlados y cansados ante tanta arbitrariedad por parte de la empresa.

“Nuestros beneficios cada día los vemos más limitados, los medicamentos prácticamente nos los niegan y las clínicas privadas no nos quieren atender porque Cantv les debe sumas millonarias; a raíz de la falta de atención médica, ya se han muerto dos personas, una en el Táchira y otra en Caracas, por lo que algunos en vez de esperar pagan de su pensión para que les atiendan en los centros de salud”, lamentó Mujica.

Los jubilados señalaron que las acciones de protesta continuarán en todo el país hasta tanto sean escuchadas sus peticiones

Asimismo, indicó que la contratación colectiva se encuentra vencida desde hace algunos meses y que la compañía aún no ha dado una fecha para que ésta inicie.

“Siempre salimos perjudicados y los pequeños ajustes de pensión que se obtienen se desvanecen en pocos meses al incluirlo como ajuste al sueldo mínimo”, destacó.

Por otro lado, rechazan la migración de cuenta que hace un mes intenta hacer Cantv hacia al Banco de Venezuela, “nadie nos consultó y ellos no nos pueden tener a nosotros del timbo al tambo, que respeten nuestras canas, además ese banco está colapsado”, dijo Mujica.

Agregó que en toda Venezuela unos 2.500 jubilados se están viendo afectados y que específicamente en Carabobo son 560 personas que no van a dejar que les desmejoren sus beneficios.

“Es inaceptable seguir escuchando promesas, la sede obtenida en comodato hace más de 35 años se nos está cayendo”, mencionó Mujica.

Señaló que las acciones de calle seguirán no solo en la entidad carabobeña, sino en todo el país en los próximos días y si no son escuchadas sus peticiones tomarán medidas más contundentes a fin de que les resuelvan dichas situaciones.

“Ya basta, no nos callaremos hasta que las autoridades nos den lo que por ley y justicia nos corresponde”. (Mairín Martínez, Notitarde, 01.10.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.