Muestra de los estragos ambientales que generan las minas en la entidadEl Plan Caura implementado en abril del 2010 para minimizar a la minería ilegal será activado a partir de hoy en el municipio Sifontes, en las lagunas de cola del yacimiento La Camorra, según informaron fuentes castrenses.

Alguno mineros ya fueron alertados al respecto y hay muchas expectativas por lo que pueda suceder a partir de ahora, puesto que en los operativos pasados más de 20 mil personas fueron sacadas en distintos municipios, incrementándose los índices de desempleo y criminalidad, especialmente en las poblaciones dependientes de la explotación aurífera.

Indicaron los informantes que la orden dada a los efectivos es sacar a todas las personas ilegales en La Camorra, así como “explotar los equipos” de quienes se nieguen a retirarse por las buenas.

Aunque desde el año pasado hay el anuncio de la intervención del plan hacia el sur del estado, en los municipios Roscio, El Callao y Sifontes el operativo no había sido instalado tal y como se desarrolló en la cuenca del Caura, La Paragua y Supamo Parapapoi hacia El Manteco, por lo que los temores crecen entre la población minera que está ganándose la vida hacia esas zonas.

La llegada de dicho dispositivo de combate ilegal integrado por la Guardia Nacional, el Ejército, el Ministerio del Ambiente, el Ministerio del Interior y Justicia y demás organismos del Estado trajo durante su ejecución numerosas denuncias de violación a los derechos humanos, y la suspensión de una alternativa de vida ante una elevada tasa de desempleo en la región.

Sin embargo, y pese a los reclamos, las personas aparentemente afectadas quedaron en iguales circunstancias, y sin otra oportunidad de dedicarse a una actividad económica que les permita dar sustento a sus familias sin el deterioro del medio ambiente ni la contaminación con metales pesados como el mercurio. (Natalie García, 17.01.11, Correo del Caroní)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.