Los habitantes de las zonas adyacentes al Lago de Valencia manifestaron este martes 23 de noviembre, su preocupación por la crecida del mismo, ya que afecta la calidad de vida y la salud de quienes viven en el sector.

En esta oportunidad, Alicia Pérez, habitante del sector Las Vegas, en Maracay, denunció «No soportamos los zancudos y las culebras que se acercan a nuestras viviendas a causa de los charcos que están por todos lados», dijo.

Asimismo, indicó que el sistema de drenaje sanitario está colapsado y muchos vecinos presentan constantemente alergias por la contaminación que genera el agua empozada, además del mal olor. «me veo obligada a tomar antialérgicos constantemente», lamentó.

En este sentido, hizo un llamado a las autoridades en nombre de todas las comunidades del sector para que se tomen acciones pertinentes a fin de aliviar esta situación. (NotiTarde; 23.11.2010)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.