Hoy vence el plazo que dio el ministro Alejandro Hitcher para reactivar la planta de tratamiento del Bajo Guarapiche, afectada por el derrame de petróleo del Complejo Operacional de Jusepín. Sin embargo, la labor de limpieza del lecho del río continúa.

Gabriela Yánez, presidenta de Aguas de Monagas, informó que hoy se realizará un muestreo hora por hora del agua del río para determinar si la presencia de contaminantes disminuyó.
«Pdvsa debe limpiar todo lo que se ensució incluida la reserva forestal del Guarapiche. Es un trabajo de mucha dedicación y bien complicado». Las labores se dificultan porque el Guarapiche tiene muchos meandros.
Maturín lleva 17 días recibiendo agua a través de cisternas. Actualmente aumentó la flota de cisternas repartidoras de 60 a 90 y de megacisternas de 25 a 30.
Yánez agregó que les preocupa que se junte la imposibilidad de activar la planta con la sequía. La producción de agua del acueducto Amana-Maturín ha disminuido de 560 litros por segundo a 200 por la disminución del caudal del río. 
El director de Pdvsa Oriente, Orlando Chacín, dijo que están en la fase final de las labores de limpieza .«Estamos enfocados en el corte de maleza y transporte del material recabado; en el río continúa la colocación de material absorbente para la recolección de crudo». (Florantonia Singer, Últimas Noticias, 22.02.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.