Desde el sábado cuatro de febrero, un sector del estado Monagas se ha visto afectado por el derrame petrolero que se desbordó en el río Guarapiche, debido a la rotura una tubería de crudo del Complejo Operacional Jusepín, de la estatal petrolera Pdvsa (Petróleos de Venezuela).

A partir de ese momento, sectores como La Cruz, Boquerón, San Simón, Jusepín, Los Godos, Las Cocuizas y Boquerón quedaron sin servicio de agua. El cierre de las bombas se dio luego que la presidenta de Aguas de Monagas, Gabriela Yánez, sostuviera una reunión con los directivos de Pdvsa. Yánez informó que la estatal petrolera colaboraría con camiones cisternas, hasta solventar el problema.

Y zonas como La Toscana, Potrerito, San Antonio de Capayacuar, Aragua de Maturín y Caripe quedaron sin servicio eléctrico. Corpoelec informó que por medidas de seguridad debido al derrame de crudo se suspendía la electricidad. Esta situación se presentó luego de que la fuga de petróleo contaminara todos los equipos eléctricos de media y alta tensión de la subestación.

Ante esta situación, el gobernador de la entidad, José Gregorio Briceño, decretó la suspensión de clases en cinco parroquias de Maturín (San Simón, Las Cocuizas, Boquerón, Los Godos y San Vicente), de manera indefinida. Asimismo, acusó al Ministerio del Ambiente de no colaborar con la alcaldía.

La gente comenzó a protestar

Luego de cinco días de racionamiento de agua, las cisternas comenzaron a fallar en las comunidades, por lo que la gente salió a protestar.

“Los habitantes de la calle principal de La Manga salieron a protestar en horas de la tarde, para exigir la distribución del agua tras cinco días sin el servicio. Jesús Patiño, miembro del consejo comunal, recalcó que han llamado a los números de Aguas de Monagas y hasta ayer (nueve de febrero) no habían recibido los camiones para surtir a las viviendas”.

Al siguiente día, la Presidenta de Aguas de Monagas aseveró que la contingencia de racionamiento se extendería por 30 días más en siete parroquias de Maturín.

A diez días del derrame petrolero el desabastecimiento de agua continúa y la gente sigue protestando. Carmen Rodríguez, habitante del sector El Porvenir, en la parroquia Las Cocuizas, expresó su preocupación: “Desde el jueves no tenemos agua”.

Pdvsa

El director ejecutivo de Ambiente de Pdvsa, Ramiro Ramírez, señaló que el plan decontingencia puesto en marcha por las instituciones competentes ha permitido “recoger buen porcentaje del crudo” que se encontraba dispuesto sobre el cuerpo de agua que alimenta la planta de potabilización de Bajo Guarapiche.

Igualmente, más de 12 millones de litros de agua potable, tanto en botellones como con camiones cisterna, han sido suministrados a los pobladores de Maturín, con el apoyo de trabajadores voluntarios de la estatal petrolera.

Ministerio del Ambiente

El ministro del ambiente, Alejandro Hitcher, afirmó “ya tenemos totalmente controlado el derrame petrolero, el 90% del crudo está dentro de las barreras y está siendo extraído con los distintos sistemas que dispone la industria petrolera para hacer frente a este tipo de accidentes”.

Asamblea Nacional

El 13 de febrero, la Comisión Mixta de Energía y Ambiente de la Asamblea Nacional, integrada por los diputados Orangel López, Jesús Domínguez, María Aranguren y Juan

Pablo García, sostuvo una reunión de trabajo con el gerente general de la División Furrial de Petróleos de Venezuela, Félix Merchán, en el estado Monagas, donde estos explicaron las acciones que se han llevado a cabo durante el plan de contingencia.

Sin embargo, para los miembros de esta Comisión Mixta los planes preventivos de Pdvsa fallaron, por lo que les exhortaron a los representantes de la industria a que corrijan las debilidades detectadas y eviten así escenarios similares en el futuro.

Por su parte, el presidente de la comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional, Hiram Gaviria, advirtió que se debe considerar como un “delito ambiental por omisión” el derrame petrolero ocurrido en Monagas, por lo que acudió a la sede del Ministerio Público con el objeto de solicitar información sobre las diligencias que este despacho ha venido realizando en torno al derrame.

Organizaciones se pronuncian

Provea. El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos exige que se realice una investigación transparente acerca de las casusas del derrame, que Pdvsa informe a la población sobre los daños causados y que pague una indemnización los afectados y afectadas.

Fundación Azul Ambientalistas. Le expresan al Gobierno Nacional que los escuche, pues consideran que los primeros convocados ante este tipo de contingencias de impacto ambiental deberían ser las organizaciones ambientalistas, ecologistas y conservacionistas.

Situación actual

La planta potabilizadora del Bajo Guarapiche permanece cerrada, es decir, que los sectores Alberto Ravell, Viento Colao, Boquerón, La Voz del Río, Las Cocuizas y Los Cortijos todavía se encuentran sin agua.

La estatal petrolera continúa con los trabajos de saneamiento del río Guarapiche.

Toda la información fue recogida del seguimiento informativo que hemos hecho de esta noticia.

(Paola Salcedo, Conflictove, 18.02.12)

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.