Archivo
Archivo

El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró que los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) son “víctimas del anarcosindicalismo” a propósito de la huelga en la estatal.

Desde el Palacio de Miraflores, en un encuentro con el “poder obrero”, Maduro alabó la actitud asumida por el sindicato del Metro de Caracas cuyos dirigentes, en cadena de radio y televisión, dijeron que antes de sindicalistas eran “chavistas y revolucionarios”.

“Seguid el ejemplo que los trabajadores del Metro dieron”, dijo el primer mandatario, al tiempo que comparaba al movimiento sindical “chavista” con el “capitalista” que sólo exige beneficios reivindicativos.

En la primera huelga de 22 días, Maduro afirmó en cadena de radio y televisión que dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) se habían reunido con miembros de la Embajada Americana para diseñar un plan de conspiración

“Los trabajadores son víctimas de concepciones revindicacionistas (sic) y anarcosindicalistas (…) hay un debate en el movimiento sindical, entre el capitalismo y la construcción del concepto del socialismo, sin abandonar las luchas que hay que dar contra lo que se hace mal y contra la corrupción, pero por primera vez los trabajadores saben que en Miraflores hay un gobierno de la clase obrera”, afirmó Maduro.

Exhortó al movimiento sindical a ser coherente con las prácticas del presidente Hugo Chávez. “Si en un momento dado hay un compañero que debe ceder y ponerse en otra responsabilidad, que lo haga pero no podemos jamás, en ningún espacio, darnos el lujo de perder la revolución en cualquier espacio”.

Asunto de responsabilidad

El mandatario nacional señaló que se les han creado falsas expectativas a los trabajadores de Sidor diciéndoles que tienen derecho a 500 mil bolívares. “¿Acaso creen que tenemos una maquinita aquí?”, dijo. “Así es muy fácil”, agregó.

“¿Eso es dirigente? Eso no es dirigente nada, eso es un mercader que está ofreciendo una mercadería. Sindicalismo parásito también se le podría decir, parasitismo sindical o sindicalismo parasitario. Allí está, tremendo líder, convoca a todo el mundo, les cae a coba porque y que la cláusula tal dice tal cosa, tal cosa, tal cosa y nos deben 500 mil bolívares para cada uno. ¿Qué crees que aquí hay una maquinita?”.

Aseguró creer en la “clase obrera” como fuerza transformadora de la historia, para darle felicidad a la sociedad, “quien le puede dar felicidad a la sociedad es la clase obrera convirtiéndose en ente productivo. Lo que decía Carlos Marx, pasar del estado de necesidad al estado de producción”, dijo.

Expuso que no es lo mismo el sindicalismo en contra de un gobierno neoliberal que en contra de uno socialista. “Los trabajadores del Metro son como los trabajadores de Corpoelec, de Sidor, del Banco de Venezuela, o de Pdvsa, ustedes son los guardianes de esas empresas que le pertenecen a todos los venezolanos. Conviértanse en guardianes socialistas no en guardianes capitalistas”.

Enalteció a los trabajadores del Metro de Caracas que son -en su opinión- “verdaderos guardianes socialistas y chavistas de la empresa Metro de Caracas como propiedad de todo el pueblo de Venezuela”.

Producir más

“¿Cuánto costó recuperar Sidor? Costó Dios y su ayuda porque también la privatizaron con la Ley Habilitante. Se la vendieron a precio de gallina flaca a una transnacional y mucha gente que hoy sale a pegar gritos no dijeron nada, se hicieron los loquitos”, contó.

Atribuyó la nacionalización de la siderúrgica, cuyo proceso de reestatización se dio en medio de una huelga en el 2008, al carácter del presidente Hugo Chávez que asumió “a cualquier costo” y a un “precio justo” el pago a la transnacional Ternium.

“Ah, pero Sidor necesita de una clase obrera que sirva de guardianes socialistas. La gloriosa clase obrera de Sidor deben ser guardianes socialistas”, así como les invitó a producir más y tener la garantía absoluta “de que sus derechos laborales, salariales, siempre serán reconocidos de manera justa sin lugar a dudas”.

El blanco es Sutiss

Se trata de la cuarta vez que el primer mandatario carga contra la dirigencia sindical de Sidor.

En la primera huelga de 22 días, Maduro afirmó en cadena de radio y televisión que dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) se habían reunido con miembros de la Embajada Americana para diseñar un plan de conspiración.

Luego les llamó “anarcosindicalistas” y esta semana calificó de “locheros” a los dirigentes sindicales que reclaman la corrección de la hoja de cálculo y una nueva fórmula para el pago de las utilidades, de acuerdo a un acta firmada con la CVG el 8 de octubre de 2013.

Estatus del conflicto

Cada sector del comité ejecutivo de Sutiss discute una propuesta para salir del conflicto. La última, consensuada entre un grupo del sindicato, es cancelar un monto lineal a los trabajadores con los 408 millones de bolívares que tiene Sidor en sus cuentas.

La propuesta es la respuesta a la oferta hecha por la empresa que refiere a 120 días de salario integral promedio de los meses efectivamente trabajados, más tres días de salario básico por cada mes con jornada perfecta del año, hasta un total de 36 días.

La fórmula ha sido rechazada de antemano por la dirigencia sindical por considerar que la “jornada perfecta” desmejora la cláusula actual de utilidades.

Sidor cumple este domingo nueve días en paro sin que hasta la fecha haya habido mediación del Ministerio del Trabajo. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 24.11.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.