Archivo
Archivo

El presidente del Comité Ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industrias Siderúrgica y Similares (Sutiss) José Luis Hernández quiere dejar claro ante la opinión pública que la paralización de Sidor desde hace catorce días no es una acción contra el proceso.

Se trata de exigir la justa aplicación de la cláusula 8 que establece el pago de 120 días a salario básico más la fracción de descanso del mes anterior efectivamente trabajado.

La empresa desde el año 2008 al año 2012 venía utilizando un factor divisor para los días de descanso que era 28 y no 9 cuando legalmente los días de descanso son 9 y no 28 y eso por supuesto hizo que durante todo ese tiempo al sidorista se le cancelará mal ese concepto.

No se justifica que durante tanto tiempo no hayan buscado una solución a este problema, lo cual puede corregirse con la aplicación de un sistema de nómina más actualizado que sea auditado mensualmente para evitar conflictos de esta magnitud

También se pide el reconocimiento del pago del retroactivo por el retardo en la aplicación de la cláusula 3 que se refiere al tabulador (retroactivo pendiente a partir de abril del 2011), así como no ha hecho la aplicación correcta de la Hoja de Cálculo, correspondiente al contrato colectivo 2008-1010.

Pero además después que la empresa acordó la aplicación del pago de la prima diurna a los trabajadores fijos de día, debe también cancelarlo a los del turno rotativo y a los de nómina de conducción.

Los trabajadores sidoristas están pidiendo que les paguen como establece el contrato colectivo y no como ofrece la empresa, que quiere cancelar 125 días de utilidades a salario integral más un tercio de la fracción del descanso.

Los sidoristas comprometidos como estamos con la patria, para llevarle la cabilla para la Gran Misión Vivienda, la hojalata para envasar los productos alimenticios, la lámina para la fabricación de cocinas, neveras, productos de línea blanca y línea marrón, no estamos exigiendo más allá de lo que nos ganamos todos los días con nuestro esfuerzo en áreas laborales a temperaturas mayores de 1600 grados centígrados.

Pero la causa que origina este conflicto la ha generado la propia empresa, desde la gerencia de personal y la gerencia de sistema porque permanentemente a su conveniencia han calculado mal el salario que deben cobrar los sidoristas por cumplirle a la patria.

No se justifica que durante tanto tiempo no hayan buscado una solución a este problema, lo cual puede corregirse con la aplicación de un sistema de nómina más actualizado que sea auditado mensualmente para evitar conflictos de esta magnitud.

Ese reclamo donde le asiste a la razón a los 14 mil 800 sidoristas no es motivo para que el presidente de CVG, General Carlos Osorio, arremeta con un convoy de la Guardia Nacional Bolivariana, medida esta que nunca fue utilizada por el Comandante Supremo y que no está enmarcada en el proceso revolucionario, contra los trabajadores intimidándolos con calificaciones de despido y suspensión del pago, actuando contra el legado del presidente Chávez.

La institución junto con los trabajadores en el marco del respeto y de la legalidad, conociendo la situación productiva y financiera que atraviesa nuestra siderúrgica, está abierta al diálogo para buscar un cronograma de pago a la deuda de los trabajadores.

Los trabajadores siempre hemos defendido y seguiremos defendiendo el proceso revolucionario, como lo hicimos en el año 2002 cuando el paro petrolero y el movimiento obrero siderúrgico reactivó el suministro de gas industrial para las empresas de Guayana.

Ciudad Guayana, septiembre del 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.