Un primer acto de injerencia sindical en Carbonorca estuvo protagonizado por el Tribunal Segundo de Juicio del Trabajo, el 12 de septiembre de 2011, cuando el juez obligó a los trabajadores de la empresa remover las pancartas porque consideró que la protesta incidían en la entrada del personal a sus respectivas áreas.

Aquel dictamen incluyó la prohibición de concentrarse en las adyacencias del portón industrial.

Ocho meses después, el Tribunal Cuarto de Juicio Laboral, en ocasión del recurso de amparo solicitado por un grupo de trabajadores, ordenó este miércoles la afiliación de los demandantes al Sindicato Único de Trabajadores de CVG Carbonorca (Sutracarbonorca), pese a la objeción del comité ejecutivo, cuyos dirigentes desconocen el alcance del recurso de amparo, en cuanto sólo seis solicitaron la medida y otros 23 se adhirieron. En todo caso, el secretario general Emilio Campos dijo que serán los trabajadores en asamblea quienes decidan si la institución acata o no el fallo judicial.

Sin sorpresas
Al directivo de Sutracarbonorca no le sorprendió el dictamen. “Sabemos que aquí hay un tour. Está el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, está el Movimiento 21, el juez superior es hermano del abogado representante de la empresa, es decir, toda una manipulación. Una gran componenda”.

El objetivo, asegura Campos, es acabar con la autonomía de Sutracarbonorca.

El dirigente dijo estar consciente que, desacatar la orden del tribunal, implica prisión entre 12 y 18 meses de cárcel.

Siendo así, destacó, “serán los trabajadores quienes nos conminen sobre el destino nuestro, porque nosotros nos debemos a los trabajadores”.

Con el pronunciamiento de la instancia laboral, ironizó, cualquier trabajador de un mercado o los trabajadores del sector aluminio podrían afiliarse.

“Sólo basta que la empresa les deduzca las cotizaciones sindicales para que ellos puedan votar (…) Incluso puede llegar el presidente y descontarse la cuota y por ese simple hecho ya el presidente de la empresa puede votar”, burló.

La única razón por la que los trabajadores no están afiliados, insistió, es porque nunca fueron al sindicato a tramitar su inscripción y a conocer de los estatus de la organización.

Otra instancia
La directiva de Sutracarbonorca anunció la decisión de apelar la sentencia ante el Tribunal Superior, pese a la desconfianza que tienen hacia los jueces del Palacio de Justicia.

La directiva de Sutracarbonorca anunció la decisión de apelar la sentencia ante el Tribunal Superior, pese a la desconfianza que tienen hacia los jueces del Palacio de Justicia.

El secretario general del Sindicato Único de Profesionales de Carbonorca, Daniel García, señaló que los mismos que hoy piden afiliarse al sindicato fueron los que le impidieron postularse a director laboral por su supuesta condición de patrono.

De los 101 trabajadores que exigen afiliarse, el 60 por ciento es contratado -indicó Pinto- y el resto personal de confianza, entre ellos figura el gerente general de planta.

En Fiscalía

El reclamo de los 101 trabajadores de afiliarse a Sutracarbonorca comenzó el 30 de marzo de este año, luego de que las planillas de inscripción aparecieran debajo de la puerta de la sede sindical.

Por ese hecho reposa una denuncia en la Fiscalía. El secretario de Trabajo y Reclamo, Robert Pinto, introdujo la denuncia a propósito de la formación de las planillas sindicales por parte de la empresa y el descuento de cotizaciones sin el aval de la institución.

Posteriormente, sólo se pronunció la Inspectoría del Trabajo pero fuera de los lapsos. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 31.05.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.