Archivo
Archivo

Los trabajadores de Sidor iniciaron anoche una protesta que reduce al mínimo las operaciones tras vencerse el plazo para que la empresa presentara su contrapropuesta a la cláusula de utilidades (8).

El personal de las acerías de Planchones y Palanquillas, Laminación en Caliente, Barras y Alambrón llevaron los hornos al mínimo tras conocer que la vocería patronal no se presentó en la reunión pautada con el comité ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) y los representantes de la mesa técnica, este martes en la tarde, en Macagua.

Los sidoristas esperaban que ayer se definiera, entre otros puntos, cómo se cancelarán las utilidades de 2013.

Los sidoristas alertaron que ni el recurso de amparo interpuesto por la Corporación Venezolana de Guayana los detendrá si deciden radicalizar la protesta

Aunque no ha finalizado la discusión del contrato y la cláusula vigente ha sido cuestionada, la CVG firmó un acta el 8 de octubre en el que convenía que daría prioridad a la discusión de los aguinaldos para su pago de inmediato.

Desde la última protesta, el pasado 31 de octubre, el diálogo entre la empresa y el sindicato ha sido intermitente. No sólo por las posiciones contradictorias del Ejecutivo, también por las discrepancias de la propia dirigencia sindical.

Pese al desorden institucional, en las últimas dos semanas las partes se han reunido más de tres veces y han logrado negociar sobre una banda por encima a los 110 días a salario integral.

Ayer, cuando tocaba dar una respuesta definitiva ante el inminente pago de las utilidades la empresa no se presentó, informaron trabajadores de base.

El técnico Mario Valor consideró una nueva “burla” que la empresa los dejara plantados, una vez más, esperando una propuesta para su discusión con los trabajadores.

Guerra avisada

Desde la semana pasada el personal había advertido, tanto a Sutiss como a Sidor, que si no se producía una respuesta el martes, iniciarían un nuevo conflicto con o sin sindicato.

Aunque ayer no hubo pronunciamiento del comité ejecutivo, la semana pasada algunos dirigentes alertaron de las consecuencias.

El secretario de finanzas, José “Acarigua” Rodríguez, fue uno de ellos al advertir al Gobierno de que era mejor resolver la coyuntura antes de que reventara un nuevo reclamo de los sidoristas.

De hecho, la empresa sabía de antemano lo que ocurriría este martes pues desde la mañana algunos departamentos se habían preparado para la contingencia.

En Pellas, por ejemplo, los trabajadores decidieron -en conjunto con los supervisores- no detener el horno por la difícil condición operativa.

Sin embargo, los trabajadores han alertado que ni el recurso de amparo interpuesto por la Corporación Venezolana de Guayana los detendrá si deciden radicalizar la protesta.

Además de las utilidades, los sidoristas presionan el reconocimiento de 16 conceptos mal calculados presentes en la hoja de cálculo de Sidor. Esos beneficios, aseguran, son punto de honor del conflicto siderúrgico que inició en septiembre con un paro de 22 días.

Anoche los trabajadores esperaban que la dirigencia se presentara en el portón III, mas no hubo presencia del comité ejecutivo de Sutiss.

Audiencia diferida

La audiencia constitucional contra el presidente de Sutiss, José Luis Hernández; el secretario general, Julio López y el trabajador José Rodríguez fue diferida ante la ausencia del solicitante del recurso de amparo, el presidente de la CVG, Carlos Osorio.

Los dirigentes comparecieron a las 11:00 de la mañana en el Juzgado Primero de Instancia en lo Civil, Mercantil y Agrario del Segundo Circuito de la Circunscripción Judicial del estado Bolívar para resolver el proceso legal.

Sobre ellos reposa una medida cautelar innominada que les prohíbe, entre otras medidas, promover “acciones de fuerza y/o paralizaciones ilegales y/o situaciones conflictivas en perjuicio del normal desarrollo y operatividad de la Región Guayana, absteniéndose de incitar a otros ciudadanos, a unirse a paralizaciones ilegales de actividades, y cualquier otra acción individual o colectiva que perturbe o conculque el derecho al libre tránsito y a la libertad económica de la Región Guayana”, todo esto luego de las protestas del 31 de octubre y 1 de noviembre en la avenida Guayana. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 13.11.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.