Los trabajadores del Centro de Servicio “Simón Rodríguez” de Corpoelec, en la capital bolivarense, antiguo Elebol, manifestaron ayer en asamblea general su descontento al incumplimiento de una serie de compromisos laborales, y anunciaron que para el próximo lunes protestarán en la calle para reclamar sus reivindicaciones.

“Se nos deben los pasivos labores”, dijo López, quien denunció el desmejoramiento progresivo que han venido sufriendo, como la eliminación de suministro de medicamentos en farmacias.

Falta de dotación, uniformes, botas y pago de guardería, útiles escolares para sus hijos, del 8% de la evaluación de desempeño del período 2011-2012, retroactivo diferencial de vacaciones y utilidades del 2011, además del 75% de prestaciones sociales, sumados a la ausencia de repuesta sobre la liquidación de Elebol y el proceso de transferencia definitivo a Corpoelec, fueron algunos de los puntos que detonaron, este lunes, el descontento de la masa laboral del sector eléctrico en esa entidad.

Marcos López, secretario de reclamo del Sindicato Bolivariano de Trabajadores (Sinboelectric), señaló que desde hace dos años no reciben la dotación de uniformes, así como demás enseres propios para la seguridad del trabajador. “Se nos deben los pasivos labores”, dijo López, quien denunció el desmejoramiento progresivo que han venido sufriendo, como la eliminación de suministro de medicamentos en farmacias.

Liquidación: ¿Un misterio?El contrato laboral está vencido desde hace un año, sin que exista respuesta sobre uno nuevo. Los trabajadores, durante la asamblea, acordaron declarar persona no grata a Igor Gavidia.

Los trabajadores exigieron respuestas sobre la liquidación de la empresa eléctrica Elebol, recordando la promesa del presidente de la junta administradora, Igor Gavidia, en junio de este año de concretar en tres meses el proceso; sin embargo, ya han pasado varios meses, y nada se sabe al respecto. López dijo que se vive una incertidumbre sobre un proceso que “se ha llevado en secreto, y se ha utilizado para manipular e incumplir con las reivindicaciones laborales”.

Ya son cinco años que esperan por la liquidación de la extinta Elebol. Subrayó que con esa excusa de la liquidación “se han cometido irregularidades que nunca han aclarado ante los trabajadores, aun cuando se han denunciado”.

Luis Marcano, ex presidente del sindicato, aseguró que en el sector eléctrico se ha creado una burocracia afectando los intereses de los trabajadores, y señaló que no ha existido voluntad para darles mejoras a los trabajadores. “Hemos dado el todo por estas empresas. Queremos la verdadera realidad del sector eléctrico”, dijo.

Marcano dejó ver cómo se convirtió en una pantomima el hecho de que los trabajadores fueran quienes dirigieran la empresa. “Eso nunca ha sido, los trabajadores no tienen acceso a la información sobre la realidad de la empresa”, dijo.

La crisis en el servicio tampoco escapó del descontento laboral, donde se destacaron las fallas eléctricas, apagones y bajones, debido a la ausencia de inversiones en el sistema.

Ivan Rojas, secretario de Actas y Correspondencia, por su parte, señaló que se pretende calificar de saboteadores a los trabajadores, cuando “los únicos saboteadores están en los altos cargos de Corpoelec”. El dirigente sindical señaló que cada día los 390 trabajadores nómina de la empresa socialista eléctrica en Heres son desmejorados.

Tres marchas
Los trabajadores anunciaron la realización de tres marchas, dos de ellas en Caracas, para los días 31 de octubre y 2 de noviembre.

Para el próximo lunes está prevista una movilización a las 8:00 de la mañana desde la antigua planta vieja en la avenida Germania hasta la sede administrativa de la extinta Elebol, en el Paseo Orinoco.

“Ya basta de espera. Queremos que se nos diga qué pasa con la liquidación y las deudas”, dijo Marcos López. (Carolina Maffia, Correo del Caroní, 23.10.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.