Los médicos que marcharon este jueves llegaron a Plaza Caracas, a las puertas del Ministerio de Salud. El gremio designó a diez representantes para que entregaran personalmente un pliego de peticiones a la ministra Eugenia Sader. La marcha había partido horas antes desde la Plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela para exigir mejoras salariales, seguridad y dotación de los centros asistenciales.

Sin embargo, voceros de los marchistas, minutos después, señalaron que en el despacho dijeron que la ministra no estaba y por eso pidieron a Sader que se acercara al lugar para que hubiera diálogo.

Al final, los médicos fueron recibidos por el viceministro José España, a quien le dieron el pliego de peticiones y esperan que se instale una mesa de diálogo.

Douglas León Natera aseguró que el gremio seguirá en conflicto y no se detendrá hasta que sean recibido con soluciones.

León Natera explicó las exigencias del gremio: un sueldo justo, el pago inmediato a médicos residentes, la entrega de cesta tickets al justo valor actual, y el cese de las hostilidades contra el gremio.

El presidente de la Federación Médica de Venezuela dijo que se dirigen también al  CNE porque  esa institución ha bloqueado las elecciones gremiales.

León Natera señaló que un médico interno o rural debería ganar 9.600 bolívares mientras que uno residente debería ganar 9.800 bolívares.

Solimar López, residente del Hospital Vargas, aseguró que manifestaban por “una mejor salud para Venezuela” y sus reivindicaciones salariales.

Ana Vielma, residente del Hospital El Algodonal, explicó que la protesta de trabajadores de la UCV no representó contratiempos para la manifestación. Por su parte, Rafael López, médico residente, dijo que la problemática que vive el gremio se evidencia en la atención a los usuarios del sistema de salud público. (Globovisión, 16.06.11)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.