Archivo
Archivo

Los 830 trabajadores de la estatal Carbones del Orinoco (Carbonorca) iniciaron este lunes una huelga por lo que han catalogado como «incumplimiento de acuerdos suscritos con la Corporación Venezolana de Guayana».

Aseguran que no les han pagado el bono compensatorio de 10 mil bolívares para cada trabajador y reportan retraso en la discusión de la convención colectiva. Este pago, según informó el Sindicato Único de Trabajadores de Carbonorca (Sutracarbonorca), debió hacerse efectivo el pasado 15 de diciembre.

El secretario de Sutracarbonorca, Ramón Espino, aseveró que áreas indispensables como molienda, compactación y hornos de cocción, están sin operar. Este paro hace que se ponga en riesgo la producción de aluminio.

«Hoy le decimos a los trabajadores que hemos iniciado esta paralización porque el dinero no está en nuestras cuentas, es crítica la situación en CVG Carbonorca. Hay que destacar que a otras empresas como Alcasa, Venalum y Bauxilum sí les pagaron su bono, entonces a Carbonorca como es más pequeña, la dejan por fuera», manifestó el dirigente sindical.

«Cuando se agotan las vías de diálogo, esto es lo que nos toca (…) le digo al Presidente Osorio, que si no es con protesta, entonces ¿cómo vamos a resolver los conflictos en Guayana?», respondió Espino ante las declaraciones del titular de la CVG, Carlos Osorio.

Los sindicalistas aseguraron que el próximo martes tomaran el área administrativa de la empresa, en caso de no recibir respuestas este lunes.

En riesgo sector aluminio

El Secretario de Trabajo y Reclamo del Sindicato de Trabajadores de Alcasa, Carlos Galindo, informó que el paro afecta directamente en el sector aluminio debido a que las celdas de producción ameritan todos «todos los días un cambio de carbón» para realizar el proceso electrolítico continuo de producción de aluminio.

«El ánodo, es el que completa el ciclo para que se pueda hacer electrólisis en la celda y se fabrique el aluminio, y si eso no ocurre, nos estamos quedando sin materia prima, y la celda se enfermaría. Entonces, si no se solucionan los problemas laborales, vamos a estar en riesgo todas las empresas del sector aluminio», indicó.

Puntualizó que de 684 celdas que debería tener operativa CVG Alcasa, solo cuentan con 85 en funcionamiento. (Carlos Suniaga, Globovisión, 16.12.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.