sidorTres reuniones antecedieron el anuncio realizado este martes en la noche. El reconocimiento de los beneficios para los siderúrgicos, significó el levantamiento del paro que duró más de 20 días.

El anticipo de los 40 mil bolívares por los beneficios dejados de percibir, vacaciones, prima diurna para trabajadores rotativos, nómina de conducción y fábrica de tubos, y fundamentalmente, la hoja de cálculo, son los logros plasmados en acta.

La noticia generó reacciones positivas entre el gremio sindical, el cual se mantuvo unido a la lucha y posterior conquista siderúrgica.

Representantes sindicales de Venalum, Carbonorca, Alcasa y Ferrominera, expresaron su apoyo y solidaridad hacia los sidoristas, especialmente hacia Sutiss.

El secretario general de Sintraferrominera, Rubén González, felicitó a los trabajadores por el logro alcanzado y lo calificó como una victoria importante, frente a las actos de manipulación emprendidos por la Federación Bolivariana de Trabajadores (FBT) y el Movimiento 21.

Dijo que la masa laboral no está sujeta a partidos políticos, pues la pugna es llevada a cabo para reivindicar sus derechos. Descartó que la clase trabajadora incurra en actos de sabotaje, al contrario, mencionó que las fallas presentadas en las empresas se debe a la carencia de inversión y de adecuación tecnológica.

Reunión

Oficialmente se conoció que previo a la firma del acuerdo, el martes se llevaron a cabo tres reuniones donde participaron miembros de Sutiss, el presidente de Sidor, General Javier Sarmiento y representantes del Ejecutivo Nacional, con ausencia del presidente de CVG, Carlos Osorio.

Mayores detalles de la reunión no fueron revelados, sin embargo, el martes en la noche se efectuó el anuncio que tanto esperaban los trabajadores.

El presidente de Sutiss, José Luis Hernández, mencionó que, en esencia, el acuerdo firmado obedecía a la primera contrapropuesta presentada hace 19 días: “es una propuesta flexible, a pesar que reconocemos que nos estaban quitando el dinero, les dimos tiempo para que hicieran el pago fraccionado”

La reducción de la jornada de trabajo fue uno de los puntos dejados sin efecto, no obstante, Hernández, explicó que la no aplicación de este precepto establecido en la Ley Orgánica del Trabajo, genera un nuevo retroactivo.

Acta

Hernández señaló: “Quedó demostrado un acta, donde hay un cronograma de pago y una mesa técnica para corregir todos los errores, que no era 500 mil bolívares como trataron de decir, sino 40 mil bolívares. De allí en adelante lo que genere esa mesa técnica, eso le corresponde a los trabajadores porque están reconociendo lo que dejaron de percibir”, explicó.

Para acabar con la especulación de la mafia de las cabillas, Hernández habló de un convenio entre Sutiss, Sidor, Ministerio de las Comunas y el Gobierno Nacional, para certificar en todos los estados del país un precio único de la cabilla, el cual sería de 70 bolívares. (Anyelis Arredondo, Nueva Prensa de Guayana, 10.10.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.