Trabajadores-de-Ipostel-AnacoTrabajadores del Instituto Postal Telegráfico (Ipostel), manifestaron por la deuda que el centro postal mantiene en pasivos laborales con los trabajadores. Se conoció que desde hace 20 años (leyó bien: 20 años!) tienen su contratación colectiva vencida,  la cual el patrón (el Estado) se ha negado a renovar en diferentes oportunidades.

Por esta razón los empleados decretaron un paro a escala nacional, ante ello centros postales ubicados en Anzoátegui, Monagas, Bolívar, El Tigre, Carabobo y Maracaibo se unieron a la medida de protesta. Carlos León, secretario de trabajo y reclamos del Sindicato de Trabajadores de la Comunicación en el estado Bolívar ( Sintracomebol), solicitó al ministro para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Manuel Fernández, que intervenga el instituto.

Anunció que la entrega de canaimitas, programa gubernamental dirigido a la población estudiantil quedó totalmente paralizado. Exigió la cancelación de tabulador, pasivos acordados el 31 de diciembre del 2013 y la intervención de la junta directiva de Ipostel. Opinó contraparte Por su parte, Noel Mujica, coordinador de Ipostel, consideró como ilegal la medida tomada por un grupo de trabajadores del área comercial.

Con respecto a las peticiones hechas por la clase obrera, Mujica informó que la empresa reconoció las deudas que ellos reclaman. También dejó constancia que en la Inspectoría del Trabajo no existe ningún pliego de peticiones, que permita por la vía legal y administrativa llegar a soluciones que beneficien a los trabajadores.

Como informó Radio Fé y Alegría los trabajadores de Ipostel Anaco del estado Anzoátegui, también se unieron al paro que se inició este lunes a nivel nacional. Alicia Díaz, una de las empleadas, dijo que se debe porque tienen años que no reciben beneficios, como ejemplo la discusión del contrato colectivo, entre otros. Díaz, manifestó que de no solventarse la situación seguirá el paro.


Entre la masa laboral también hay inquietud debido a las altas deudas del Estado con la aerolíneas extranjeras, que han motivado la suspensión del servicio al exterior. Algunos temen perder sus empleos debido a una reducción laboral motivada «por la crisis». (Publicado en El Libertario, 20.05.14)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.