fadess0705142Trabajadores de la Corporación de servicios del Gobierno del Distrito Capital protestaron este miércoles a las puertas de la Inspectoría del trabajo Pedro Ortega Díaz, sede sur, en razón de que 200 de sus compañeros de labores estarían siendo sometidos a un procedimiento de destitución de sus cargos, “Por haber protestado frente a Jacqueline Faría en la Plaza Bolívar pidiendo el pago de sus deudas y demás reivindicaciones de sus derechos”, aseguró Carlos Salazar, miembro del Frente autónomo en defensa del empleo, el salario y el sindicato, FADESS.

Explicó que estas destituciones de trabajadores del Gobierno del Distrito Capital en su mayoría recayeron sobre dirigentes sindicales, lo cual en su opinión, “cuenta con la complicidad de la propia Inspectoría del trabajo que se ha convertido en una oficina de guisos. Para poder despedir a un trabajador se necesita una calificación de despido que a veces dura hasta un año en salir y en caso de un reenganche pueden pasar hasta dos años de espera, pero cuando Jacqueline Faría o Jorge Rodríguez necesitan una calificación de despido, la inspectora Norkis Zambrano las entrega en tiempo record”.

Señaló además que entre los afectados, se encuentra un representante gremial que es padre de 4 hijos, uno de ellos discapacitado. “Pretenden destituir al dirigente sindical José Luis Pineda, secretario de organización del Sindicato de la Corporación de servicios de Gobierno del Distrito Capital, quien por su condición, está amparado por la Ley del trabajo, la Ley de Protección de las Familias y la ley de las personas con discapacidad”.

“La inspectora Norkis Zambrano impidió a este trabajador presentar sus testigos, permitiéndole al patrono hacer lo que le da la gana en este procedimiento. Es inaceptable que lo único que esta señora le haya dijo a José Luis Pineda es que se fuera a los tribunales, si creía que tenía algo que reclamar”, destacó.

Agregó, “La unidad de acción sindical a través de FADESS hemos tomado hoy la calle en solidaridad con los demás dirigentes sindicales del área metropolitana, especialmente de las alcaldías, quienes en este 1 de mayo recibieron un pírrico aumento de 30 Bs. diarios sobre el salario mínimo. Para colmo, a la fecha, no han sido ajustadas las tablas salariales ni en la administración pública central y mucho menos en la descentralizada. Esto ha creado un caos porque todos los sueldos y salarios se han aplanado hacia abajo con el salario mínimo”.

Advirtió que los trabajadores exigen la destitución de la inspectora Norkis Zambrano así como de los inspectores a nivel nacional, “Porque todos están cumpliendo órdenes del patrono Estado y a veces del patrono privado. Le cambiaron el nombre al Ministerio del trabajo pero no los inspectores, que vienen a ser apéndices al servicio del gobierno, generando una maraña gracias al retardo procesal y no le cumplen a los trabajadores”.

Anunció que solicitarán una reunión de emergencia con el Vicepresidente Jorge Arreaza para que se de inicio a una mesa de diálogo. “Esperamos que el Vicepresidente Arreaza nos reciba para que ejecute las solicitudes de poner fin a la injusticia laboral en la administración pública. No estamos pidiendo que nos regalen nada sino que se haga cumplir la ley”. (Juan José Ojeda Díaz, Prensa FADESS, 07.05.14) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.