logoprovea_rectEl Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) entregó este 02.09.2014 una comunicación dirigida al Director General del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), Mayor General Gustavo González López, en la que expresa su inconformidad con el incumplimiento de los acuerdos alcanzados entre esta organización y el funcionario el pasado 28.08.2014 –en presencia de la Fiscalía General de la República-, y que permitirían la visita de esta ONG a todos los detenidos en la sede del organismo policial en El Helicoide, para constatar la integridad física y las condiciones de reclusión de quienes permanecen recluidos en dicho recinto luego de las protestas realizadas entre febrero y mayo de este año.

Como se recordará, este sábado 30.08.2014, el Director del Sebin incumplió el compromiso que había asumido con miembros del Equipo Coordinador de Provea, que entre otras cosas contemplaba nuestro acceso a El Helicoide sin ningún tipo de restricciones para conversar con todos los detenidos y verificar el respeto a sus derechos. En dicha ocasión, nuevamente funcionarios de la policía política impusieron restricciones a la visita de Provea alegando órdenes superiores, por lo que solo se nos permitió hablar con la estudiante Sairam Rivas. El mayor general Gustavo González no sólo incumplió el compromiso que asumió con Provea, sino que además irrespetó las gestiones que realizó la Fiscalía General de la República para facilitar nuestra labor de verificar el apego a los principios y normas constitucionales, y a los estándares internacionales de derechos humanos para proteger a personas privadas de libertad.

A continuación, reproducimos el contenido integro de la comunicación que entregamos en esta fecha al Director del SEBIN Gustavo González.

________________________________

Ciudadano:

Mayor General Gustavo González López

Director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional SEBIN

Su despacho.-

Reciba un cordial saludo en nombre de todo el equipo que integra el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea).

El pasado sábado 30.08.2014, los Sres. Inti Rodríguez, responsable de Medios de esta institución y Marino Alvarado, Coordinador General de Provea, acudieron a la sede del Sebin situada en El Helicoide en Caracas, a objeto de visitar a todas las personas que se encuentran privadas de libertad en ese lugar.

La visita se efectuaría luego de haber sido autorizada verbalmente por Usted en la reunión que el Coordinador General Marino Alvarado y Esperanza Hermida Coordinadora del Programa de Exigibilidad de Provea sostuvieron con usted en la reunión efectuada el pasado 28.08.2014, en presencia del Fiscal Joel Espinoza, Director General de Actuación Procesales de la Fiscalía General de la República, luego de las gestiones oportunas que tuvo a bien efectuar la ciudadana Fiscal General Luisa Ortega Díaz, para que Usted nos recibiera en su despacho.

El día de la reunión los dos coordinadores de Provea fueron insistentes en preguntarle si ciertamente no habría ningún inconveniente para la visita. Usted mismo dio esa certeza e incluso sugirió visitáramos a los funcionarios policiales que estaban detenidos, propuesta que evidentemente aceptamos. Usted además sugirió le entregáramos el listado con nombre y cédula de las personas que asistiríamos el sábado y cuatro horas después en la sede del Cuartel General del SEBIN entregamos ese listado.

Al llegar a la sede del SEBIN en el helicoide los funcionarios de manera muy amable nos indicaron que por instrucciones de sus superiores solo teníamos permitido visitar a la líder estudiantil de la UCV Sairam Rivas, lo cual evidentemente era un incumplimiento de lo conversado y acordado.

En tal sentido, a través de la presente manifestamos nuestra inconformidad con los resultados de la referida visita, ya que Usted incumplió el acuerdo que alcanzamos en presencia del Ministerio Público, irrespetando además así los buenos oficios de la ciudadana Fiscal General de la República.

Como organización defensora de los Derechos Humanos, Provea tiene el mandato de verificar el respeto a los derechos constitucionales y el apego a los estándares nacionales e internacionales para proteger a personas que se encuentran privadas de libertad. A lo largo de nuestra historia hemos monitoreado y constatado la situación de los privados de libertad en el país y el respeto a sus derechos por parte de los organismos encargados de su custodia. Además, en circunstancias políticas complejas para el país como los golpes de estado ocurridos en 1992 y 2002, Provea actuó para velar por el respeto a la integridad física y el tratamiento adecuado a los detenidos en ambas circunstancias. En esta oportunidad somos consecuentes con nuestra labor y nuestro mandato histórico como organización defensora de los derechos humanos en Venezuela.

La Declaración de la Organización de Naciones Unidas sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos, establece en su artículo 5 que todas las personas, individual o colectivamente, tienen derecho a comunicarse con las organizaciones no gubernamentales e intergubernamentales de defensa de derechos humanos a fin de proteger y promover el respeto a sus derechos. Asimismo, los Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad en las Américas adoptados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2008 y acogidos por el Estado venezolano, establecen que las personas privadas de libertad tienen el derecho de mantener contacto personal y directo, mediante visitas periódicas, con sus familiares, representantes legales, y con otras personas que así lo deseen. La propia Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela garantiza el respeto a la integridad física, psíquica y moral de todas la personas, incluyendo a los privados de libertad.

Finalmente, el Relator de la Organización de Naciones Unidas para Defensores de Derechos Humanos, ha instado permanentemente a los Estados a crear condiciones propicias para que las ONG de derechos humanos, puedan ejercer su labor sin obstáculos ni impedimentos. Obstaculizar el trabajo de las ONG e impedir su contacto con personas detenidas, contraviene los estándares en materia de prevención de tortura y posibilita violaciones de derechos humanos.

Desde Provea insistimos en la necesidad de que se facilite la labor de las ONG de derechos humanos de velar por el respeto a la integridad física, psiquica y moral de quienes se encuentran privados de libertad.

En la cordial reunión que sostuvimos con Ud. el pasado 28.08.2014, se comprometió a permitirnos constatar las condiciones de reclusión y la integridad física de todos los detenidos y a levantar las restricciones que estas personas tienen para recibir visitas. Lo exhortamos a que cumpla lo acordado y se nos permita cumplir con la labor que hemos realizado a lo largo de nuestros 26 años de historia, defender los derechos de todas y todos los venezolanos.

Sin más a que hacer referencia, se despide

Atentamente,

Marino Alvarado Betancourt

Coordinador General de Provea

IMG_20140902_121651528

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.