SJRCon el apoyo financiero de la Embajada de Holanda en Venezuela, el equipo del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) Venezuela, oficina Táchira, desarrolló por segundo año un programa de formación para niños, niñas y adolescentes en la comunidad de La Morada en el municipio Pedro María Ureña, del 6 al 15 agosto, que incluyó un taller de fotografía enfocado en la autoestima y la integración local.

28 niños y adolescentes entre 6 y 15 años de edad, tuvieron la oportunidad de disfrutar durante sus vacaciones escolares, de dos semanas con actividades que incorporaron juegos, dinámicas, conversatorios, proyección de videos y formación en habilidades para la vida en las que los niños conversaron y aprendieron de valores, resolución pacífica de conflictos, comunicación, proyecto de vida y ciudadanía.

Los resultados de estas formaciones serán presentados en una muestra fotográfica que llevará como título “Dos miradas, una frontera”, en la que los niños participantes, tanto del estado Táchira como de Apure podrán mostrar sus trabajos fotográficos

Acerca del arte de fotografía, pudieron aprender desde las partes de una cámara digital y sus principales funciones, los encuadres, los planos fotográficos, la iluminación, la utilización de filtros y más, para entender la fotografía como un medio de expresión que puede ser utilizado para reforzar los valores y la convivencia pacífica, así como aprovechar positivamente los momentos de ocio.

Con cámaras en mano los niños fotografiaron los espacios del anexo de la Unidad Educativa Maestro Simón Rodríguez, lugar donde se desarrolló el taller, las calles y casas de La Morada, sus hogares, familiares y todo aquello que quisieron resaltar del lugar, con los conocimientos aprendidos.

Cabe destacar que el barrio La Morada es uno de los lugares de acogida en la población de Ureña de personas con necesidad de protección internacional, migrantes forzados y solicitantes de refugio en el país.

Por eso uno de los objetivos del proyecto es “la implementación de acciones tendientes a contrarrestar los efectos de las dinámicas (desplazamiento a consecuencia del conflicto armado, por ejemplo) en niños, niñas y adolescentes, a fin de garantizar el ejercicio de derechos”.

SJR Venezuela Alto Apure también desarrollará el proyecto.

El equipo del Servicio Jesuita a Refugiados Venezuela (SJR), oficina Alto Apure también desarrollará el proyecto en la comunidad de El Nula, del 27 de agosto al 5 de septiembre. Ya desde el pasado 20 de agosto comenzaron las primeras sesiones de valores.

Gipssy Chacón, coordinadora de la oficina de la zona destacó: “Las expectativas son muy positivas. Los niños, niñas y adolescentes quienes van a ser beneficiarios de estos talleres están ansiosos, pues el SJR tiene ya esa insignia de la actividad, como un espacio recreativo formativo, donde le brindamos a los niños, algunos con necesidad de protección internacional, una oportunidad de hacer algo productivo”.

“Los chamos que han participado en otras oportunidades ahora están como orientadores de los que vivirán esta experiencia, minivoluntarios les llamamos nosotros, quienes acompañan este proceso, que además les da para desarrollar otras capacidades y habilidades”, agregó.

Evitar la xenofobia, la deserción escolar y cambiar la situación de vulnerabilidad y de falta de espacios recreativos de los niños, tanto en situación de refugio como de aquellos que habitan estas comunidades de acogida, son las principales razones de los talleres.

Los resultados de estas formaciones serán presentados en una muestra fotográfica que llevará como título “Dos miradas, una frontera”, en la que los niños participantes, tanto del estado Táchira como de Apure podrán mostrar sus trabajos fotográficos. (Carla Casanova / SJR Venezuela, oficina Táchira)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.