El pasado 10 de febrero,  en cadena nacional se produjo una nueva entrega al capital petrolero internacional de nuevos yacimientos petroleros en la Faja del Orinoco, bajo la modalidad de propiedad compartida vía empresas mixtas y con el acuerdo de jurisdicción internacional en caso de disputa de intereses.

No sólo se entregó en propiedad una parte del yacimiento de 12.000 millones de barriles a cambio de un bono de 500  millones de dólares, también quedó  establecido que serán  los tribunales internacionales los encargados de dirimir y juzgar las disputas de intereses, con la consecuente pérdida de soberanía que ello implica.

Este hecho sin parangón en la historia del país, donde se repite el acuerdo hecho con Rusia en meses pasados -ni siquiera Juan Vicente Gómez, ni Pérez Jiménez se atrevieron a ello-,  se pretende ocultar y maquillar con esa nueva vedette del periodismo como lo es la crónica roja y la inseguridad.

La lucha contra la delincuencia común, contra la inseguridad, ha sustituido a la lucha contra la delincuencia organizada del mercado y del gran capital internacional. A los grandes medios les interesa más destacar  el asalto, el secuestro, la violación o el homicidio,  que el inmenso saldo rojo dejado  en cada nueva  entrega y saqueo del país,  lo que  en última instancia es  la principal causa de la miseria y pobreza y, en definitiva,  lo que engendra la delincuencia y la inseguridad.

No  importa la lucha contra  los macro-ladrones, los banqueros boliburgueses y sus asociados de la banca nacional e internacional, los ”petroleros patriotas” que ayer estaban al lado de CHEVRON y REPSOL cuando el “antiimperialista” Chávez los felicitaba y les rogaba que la producción temprana del bloque Carabobo prevista para el 2013 se comenzara este mismo año, o  los empresarios extranjeros cubanos y franceses que se han enriquecido en esta década con la crisis eléctrica, recibiendo miles de millones de dólares para Planta Centro, La Vueltosa o plantas eléctricas que siguen sin arrancar o que  nunca llegaron al país.
La delincuencia de las crónicas rojas

En Lara se produjeron en el 2009 unos 75 secuestros de los cuales un 80% supuestamente los llevó a cabo una banda que fue exterminada  en una operación conjunta de la policía estadal, la Guardia Nacional y el CICPC. A raíz de esta razzia de exterminio, ocurrida entre abril y agosto del 2009, que arrojó 18 ejecuciones, las investigaciones de los propios cuerpos policiales y  la fiscalía 21 del estado determinaron que no menos de 25 funcionarios, de los citados cuerpos, estaban involucrados con las bandas de los supuestos secuestradores asesinados. A los tres días en que fueron “exterminados” los últimos integrantes de la poli-banda, ocurrieron 6 secuestros más en el estado Lara y de los 60 secuestros con que cerró agosto del 2009, la cifra se elevó a los 75 a finales de 2009. En los primeros cuarenta y cinco días del 2010 ya han ocurrido en Lara el 20 % del total de los ocurridos en el 2009 en el estado.

Los delincuentes fueron enterrados y los funcionarios cómplices  ni siquiera fueron sometidos a juicio. En esa oportunidad el Ministro del Interior por fin reconoció que uno de cada cinco funcionarios policiales del país estaba incurso en los más graves delitos como secuestros, homicidios, torturas, extorsión, amedrentamiento, desaparición forzada, siembra de drogas, entre otros.  La posibilidad de que un funcionario policial sea sometido a juicio por homicidio o violación de derechos fundamentales, según las cifras de la propia Fiscalía General, es de uno en mil, ¡así como se oye!. Si esto no es impunidad, es algo muy parecido. El caso es tan grave que la propia Fiscal General reconoció que estos miles de funcionarios no se les daba de baja, ni se les sometía a juicio porque era mejor tenerlos bajo “el relativo control del estado, antes de que fuesen a formar bandas”; a confesión de parte, relevo de prueba le dicen a esta cínica confesión.

Es inocultable hoy que la principal banda de delincuentes que incrementan la ya desbordada inseguridad en el país, son los casi 40.000 funcionarios militares y policiales al servicio del Estado, protegidos y amparados  por fiscalías, tribunales y jueces, y ahora con el Estatuto Policial que expresamente protege y ampara a los funcionarios de cualquier investigación que intente adelantarse desde los entes regionales. Esto lo pudo comprobar el propio gobernador Henri Falcón que luego de lograr investigar  a un número importante de policías regionales para sustentar su destitución, no pudo hacerlo porque la nueva ley del Estatuto de la Función Policial -cocinado por el Consejo Nacional de Policía, instancia suprema de la Policía Nacional-  no se lo permitía, ante lo cual el gobernador Falcón sin  pronunciarse sobre la gravedad del tema, sencillamente suspendió las destituciones.

Entre los miembros de dicho consejo policial se cuentan Luis Reyes Reyes y Freddy Bernal quienes fungen como asesores, ambos  son protectores confesos de conocidos funcionarios implicados en diversos delitos. En el caso del primero fue público su apoyo al general(GN) Jesús Armando Rodríguez Figuera en Lara,  y el segundo fue protector del policía  Gustavo Febres  ex jefe  de la Brigada de Intervención y Apoyo del estado Guárico, actualmente condenado en primera instancia a 25 años de prisión por el asesinato de un comerciante en Valle la Pascua.
El poder es tener impunidad

La situación de los venezolanos no puede ser mas trágica y deplorable; por arriba, desde el gobierno, una real banda de delincuentes político-militares saquea y entrega nuestras riquezas, endeuda la nación en miles de millones de dólares, se apropian y roban hasta el último centavo de la renta petrolera, no se someten a ley alguna, gobernando amparada en la más vulgar violencia, el chantaje, el amedrentamiento y el control de los medios de comunicación; y por abajo, una bien estructurada y organizada banda de funcionarios policiales y militares se redistribuye la renta nacional a través de los conocidos mecanismos del asalto, la extorsión, el secuestro, la siembra de drogas y el asesinato.

Estamos viviendo en un país que nos recuerda los propios albores del capitalismo, cuando este acumuló originariamente toda la riqueza extraída de América, África y Asia a punta de violencia, masacres, guerras para imponer el consumo de opio; en fin, medios basados todos en el más brutal terrorismo conocido. Hoy la burguesía venezolana y el capital internacional se apoyan en el partido militar y, aliados del sector emergente de la boliburguesia, han logrado en una década dilapidar y trasladar al exterior, vía fuga de capital, transferencia de ganancias, compra de petróleo, compra de bonos basuras, regalos, importaciones con sobreprecio, etc.,  la mayor cantidad de los 700 mil millones de dólares que en este período alcanzó solamente la renta petrolera.

La entrega de los bloques petroleros de la Faja del Orinoco estuvo precedida por la puesta en marcha del Plan Bicentenario, que no es otra cosa que la  ofensiva final militar-policíaca contra todo el movimiento obrero y popular, con el claro fin de ahogar con sangre, fuego y cárcel toda manifestación de protesta y crítica a la más vulgar de las dictaduras del capital que haya  conocido el país.  A la criminalización de la protesta y el enjuiciamiento creciente de dirigentes obreros, indígenas y populares se pasa ahora  a la ofensiva final, con el visto bueno de Washington, hoy agradecido y lleno de júbilo por el regalo recibido por los bloques de la faja. «Esperamos ser parte de esta nueva oportunidad que ampliará el desarrollo de uno de los más grandes recursos de hidrocarburos del mundo «, dijo el vicepresidente de Chevron, George Kirklnad. …»Estamos muy contentos con el anuncio de hoy y la perspectiva de la negociación es una oportunidad para ampliar nuestra asociación con Petróleos de Venezuela (PDVSA) y las comunidades de Venezuela», dijo Ali Moshiri, presidente de Chevron África y Latinoamérica. [1]

Y para que no quede ninguna duda de los verdaderos intereses a los cuales sirve el Sr. Chávez, transcribimos textualmente la reseña que hizo la pagina web www.laclase.info  de las declaraciones eufóricas del “antiimperialista”  Chávez cuando entregaba los yacimientos de la Faja del Orinoco: “Chávez: las transnacionales son bienvenidas. El presidente Chávez hizo un llamado a las empresas capitalistas no sólo a explotar el petróleo, sino a sumarse al «desarrollo del país», y se felicitó por la «confianza» demostrada por los empresarios en la economía capitalista venezolana. Bastaron unos cuantos millones de dólares para enterrar el discurso socialista.

“Contra nosotros hay una permanente campaña desde afuera y desde adentro, señalando que se fueron todas las inversiones, que no hay ningún tipo de seguridad jurídica. Su presencia aquí contribuye a decirle al mundo la verdad de lo que aquí está ocurriendo y de lo que nosotros estamos haciendo. Este país ahora es cuando ha renacido”, dijo Chávez, en un discurso abiertamente procapitalista en el que ensalzó a las empresas transnacionales, llegando a considerarlas como sus «aliados».

“Queridos amigos, socios, aliados, ustedes saben que tienen todas las garantías en esta Constitución y en nuestras leyes para las inversiones que ya comenzaron a traer desde hace años. Cuenten siempre con nuestra mejor y más buena voluntad para discutir y ponernos de acuerdo en los distintos temas que van surgiendo a lo largo de proyectos de tanta envergadura y de largo plazo como éstos”, afirmó eufórico Chávez, dirigiéndose a los representantes de las transnacionales y el imperialismo.

Una nota oficial de Prensa Presidencial reseñó que «los nuevos socios de Venezuela (las transnacionales) cuentan con la garantía de su inversión y los beneficios que ésta les reportará así como con la repatriación de los capitales».
Gracias Chevron, gracias Mitsubishi, gracias capitalismo

“Son capitales que vienen a invertir, a dejar su huella productiva. No son capitales golondrinos, no son ni especulativos. Por eso no me canso de darles las gracias a cada uno de ustedes, países gobiernos y empresas aquí representadas”, dijo Chávez, quien recientemente ha sido aplaudido por el FMI[2] gracias a sus medidas de ajuste, que han incluido una devaluación monetaria del 100%.

“Pregúntense ustedes cuántos puestos de trabajo generará esto. Cuánta dinamización a la economía productiva, cuánto incremento al Producto Interno Bruto y el impacto a largo plazo sobre el Proyecto Nacional Simón Bolívar”, continuó Chávez, sin ruborizarse.
Un gesto amistoso hacia el imperialismo

«Ojalá que ustedes nos ayuden a mejorar la situación y las relaciones con el Gobierno de Estados Unidos… Nosotros te damos la mano a ti y al pueblo de Estados Unidos, recuperemos la esperanza; ojalá que recuperemos el nivel de relaciones de cuando gobernaba Bill Clinton. Nosotros queremos retomar ese camino, ojalá se pueda», le dijo directamente Chávez a Alí Moshiri, representante de la empresa estadounidense Chevron para América Latina y África.” [3]

Total, ya lo han dicho en otras oportunidades los amos del mundo: si hay petróleo, la democracia no es importante. Y a confesión de parte, relevo de prueba. Que siga la oposición hablando del comunismo de Chávez y sobre todo que se lo expliquen a Chevron, Ali Moshiri o a George Kirkland. Y que los Brito García, Mario Silva, Roberto Hernández  y el resto de intelectuales e ideólogos tarifados del chavismo le expliquen a la masa chavista, especialmente la que está reunida en el congreso del PSUV, esta quitada de máscara en vivo y en directo del amado líder.

Notas:

[1] Inversiones de CHEVRON en Venezuela:

  • Participación en empresa mixta en PETROPIAR,(antiguamente AMERIVEN con un mejorador instalado. en el campo AYACUCHO)
  • En las empresas mixtas  de PETROBOSCAN Y PETROINDEPENDIENTE.(Zulia)
  • Participación en una empresa conjunta en la plataforma deltana bloque 2 y 3 para producir gas natural, y en el primer proyecto de gas natural, que es actualmente objeto de evaluación.
  • opera la costa norte bloque Cardón III  en el golfo de Venezuela.
  • Ahora se le entrega bloques de campo Carabobo, donde antes operaba EXXON-MOBIL
[2] En septiembre del 2009 el F.M.I le entregó a Venezuela un préstamo por más de 3.400 millones de dólares para hacer frente a la crisis mundial, ante la cual Venezuela estaba blindada, según el propio Chávez.
[3] http://laclase.info/internacionales/chavez-considera-historica-la-entrega-de-bloques-de-la-faja-del-orinoco-al-imperiali

[*] Pablo Hernández Parra / E-mail: phparra@yahoo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.