Invitado por el gobierno polaco asistí a la reunión de la Comunidad de Democracias que se realizó en la ciudad de Cracovia, Polonia, del 2 al 4 de julio de 2010. La Comunidad de Democracias es una organización internacional creada en el año 2000 que reúne a 75 gobiernos, entre ellos Venezuela y representantes de la sociedad civil con el objetivo de consolidar y profundizar las políticas democráticas por todo el mundo.

Al encuentro asistieron más de ochenta delegaciones oficiales de todo el mundo, entre ellas de Nueva Zelanda, Chile, Indonesia, América del Norte, Kenya, Alemania, El Salvador, Bolivia, Uruguay y activistas de la sociedad civil de Zimbabue, China, Rusia, Egipto, México, Colombia, Ecuador.

El tema central de la reunión fue la democracia, sus retos y perspectivas. Si bien existe una diversidad de visiones sobre lo que debe ser una sociedad y gobiernos democráticos, las naciones y pueblos del mundo han ido definiendo unos criterios fundamentales aplicables a cualquier sociedad.

No puede existir democracia sólida en una sociedad donde impere el hambre y la exclusión. La democracia implica democratizar las riquezas y las oportunidades para el desarrollo individual y colectivo de las personas. Por ello, la democracia, el desarrollo y la lucha contra la pobreza deben ir de la mano.

La sociedad tampoco es democrática si discrimina a la mitad de su población. Por ello toda política orientada a fortalecer la democracia debe plantearse incorporar a las mujeres a la vida social, cultural y política y abrir todos los espacios para que participe en igualdad de condiciones.

La sociedad democrática debe garantizar el pleno respeto de los derechos humanos. Todos y todas las personas deben disfrutar tanto de los derechos económicos, sociales y culturales como de los derechos civiles y políticos. Los Estados deben preocuparse por promoverlos y adoptar las medidas adecuadas que permitan garantizar su plena vigencia.

La transparencia y la rendición de cuentas deben ser principio de todo gobierno democrático. Los pueblos deben exigir a quienes tienen responsabilidades de gobierno que permitan el acceso a la información de carácter público y ejercer la contraloría social de manera activa.

La pluralidad, la libertad de pensamiento y de expresión, la libertad de asociación y de culto, el derecho a la manifestación pacífica, el derecho a la participación en los asuntos públicos y la no discriminación de ninguna naturaleza son aspectos esenciales que deben prevalecer en toda sociedad democrática.

La Comunidad de Democracias en la reunión de Cracovia reafirmó su compromiso con la Democracia.

Rechazó toda acción violenta orientada a desconocer la voluntad popular y los gobiernos democráticamente electos; se pronunció contra toda forma de gobierno autoritario que viole los derechos humanos y restrinja las libertades democráticas. Reafirmó la importancia de la existencia y participación de la sociedad civil en los asuntos públicos y el deber de los gobiernos de promover esa participación.

Marino Alvarado
Coordinador General
Provea

Una respuesta

  • Mano Blanca, recibe un cordial saludo;

    En caso de querer expresar alguna opinión, le ofrecemos espacio en nuestra página web para realizarla, siempre y cuando, el uso del lenguaje no sea ofensivo o denigrante.
    En vista de eso no publicaremos su comentario por el uso de calificativos que consideramos atentan contra la dignidad de un persona. En caso de querer refutar lo expresado en este artículo, de una forma amplía y sustentada, puede escribir a medios@derechos.org.ve

    Quien suscribe
    Federico Zaá
    Coordinador de medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.