Durante su alocución en el programa televisivo “En contacto con Maduro”, edición 47, durante la noche del 17.11.15, el Presidente de la República Nicolás Maduro realizó afirmaciones que vulneran las garantías necesarias para la realización de elecciones democráticas en el país. En una de sus intervenciones, dirigida a los partidos políticos de oposición, el primer mandatario declaró: “Pónganse a rezar por que el 6 de diciembre ganamos nosotros. Porque si no, salimos a la calle. Y nosotros en la calle somos candela con burundanga”.

En opinión de Provea estas declaraciones, provenientes del propio presidente de la República, en las cuales se sugiere alteraciones del orden público en el caso de resultados que sean adversos a la fórmula oficial, generan condiciones inapropiadas para la realización de la jornada electoral prevista para el mes de diciembre. Según la Organización de Estados Americanos (OEA), se pueden calificar como “elecciones democráticas” las jornadas comiciales que cumplen con cuatro requisitos: Inclusivas (todos los ciudadanos están capacitados para ejercer su derecho al voto en el proceso electoral); Limpias, (las preferencias de los votantes deben respetarse y registrarse fidedignamente); Competitivas (el electorado cuenta con opciones imparciales entre las alternativas) y, por último, Electiva para cargos públicos (los sufragios son el medio de acceso a los altos cargos públicos). Las sugerencias del presidente Maduro vulneran la característica “Elecciones limpias” al realizar una presión externa o amenazar con posibles represalias la libre escogencia por parte de los electores y electoras.

Provea ha dicho que el venidero proceso electoral es una oportunidad para que la conflictividad política que atraviesa el país y los elevados niveles de polarización sean dirimidos de forma pacífica y conforme a los mecanismos previstos en la Constitución Nacional y la legislación vigente. Que sea el primer mandatario nacional quien amenace con represalias a los sectores que no se identifican con su proyecto político, constituye una seria amenaza sobre la realización de los próximos comicios y sobre el respeto a los resultados de los mismos. Genera honda preocupación que sea el propio Presidente Maduro quien esté propiciando la ocurrencia de escenarios contrarios a la Carta Magna que abren la puerta a mayores niveles de conflictividad y que se alejan de la necesaria resolución pacífica y democrática de la crisis política venezolana. 

Provea exige al Consejo Nacional Electoral (CNE) que, en el marco de la campaña electoral, sancione las declaraciones, provenientes de cualquier actor político, que intente coercionar el voto de la ciudadanía. Asimismo, reiteramos nuestro llamado a todos los actores políticos y sociales del país para garantizar que el próximo proceso electoral se realice de manera pacífica, democrática y constitucional, permitiendo a la ciudadanía seleccionar a los próximos miembros de la Asamblea Nacional y expresarse libremente sobre la gestión de gobierno.

La próxima Asamblea Nacional tiene el deber de legislar para todas y todos los venezolanos y de ser un espacio para el debate plural y democrático que permita la superación de los graves problemas que aquejan a los venezolanos, permitiendo avanzar en la realización y garantía de los derechos humanos. Únicamente mediante el diálogo y el consenso, las y los venezolanos superaremos la actual crisis económica, política y social y los preocupantes retrocesos y amenazas en materia de derechos humanos. (Prensa Provea, 18.11.2015).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.