Foto: El Carabobeño
Foto: El Carabobeño

La historia se repite cada día para pacientes con condición de VIH: no hay antirretrovirales. Esa es la respuesta que reciben las más de dos mil 500 personas que acuden a la farmacia del Centro de Atención Integral de Enfermedades de Transmisión Sexual (CAI) ubicado en Bárbula.

Pero durante la mañana del jueves una noticia los sorprendió. Ahora tendrán que buscar sus medicinas en la farmacia de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet).

Ahí se unirán a otros seis mil enfermos que tampoco reciben los fármacos de manera oportuna. La reacción ante esta información fue la esperada. No pudieron ocultar su descontento y tomaron de manera temporal las instalaciones del lugar.

Mientras se negaban a ser trasladados a la farmacia de la Chet, se mantuvieron en acción de protesta impidiendo la salida de la directora del CAI, Diosa Jiménez, quien al ser consultada indicó “no estoy autorizada para declarar ni dar información”.

Fue tras la conciliación al firmar un acta que consta que en septiembre se reanudarán las actividades en esa sede de Naguanagua, que los manifestantes desalojaron el lugar con la resignación impresa en cada uno de sus pasos. (Diario El Carabobeño, 28.08.2014)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.