En el único ambulatorio que hay en el municipio Santa Bárbara no pueden atender partos por la falta de insumos.
Aseguró que no poseen  las herramientas adecuadas para atender un recién nacido que tenga algún tipo de anomalía.
En el centro asistencial faltan los materiales más necesarios para la atención de las mujeres embarazadas.
El coordinador encargado del ambulatorio, Zaddiel Zarramera, indicó que ni si quiera hay guantes o alcohol para atender las emergencias menores.
«No contamos con sutura, ni con las agujas indicadas para atender un parto. Además, los equipos que tenemos están completamente obsoletos», detalló el especialista.
Aseguró que no poseen  las herramientas adecuadas para atender un recién nacido que tenga algún tipo de anomalía.
«El aspirador del líquido amniótico no funciona, la balanza está dañada y tampoco tenemos una incubadora», manifestó.
El ambulatorio también tiene carencias en cuanto a la infraestructura.
El techo tiene filtraciones en varias áreas y la casa, donde deben dormir los médicos de guardia, está completamente inhabitable.
La residencia no tiene energía eléctrica ni seguridad.

Zaddiel Zarramera

Coordinador

Estimamos que hay un déficit de 500 millones de bolívares. Necesitamos tener espacios adecuados para la atención de pacientes. La ambulancia también está dañada». (Betzabé Luzardo, La Prensa de Monagas, 01.02.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.